No tuvo luz

Escrito por el 31 octubre, 2019

«No hay tormenta que dure 100 años», ese tal vez es el mejor consuelo que puede tener el hincha. Boca venía de perder el invicto del torneo con Racing y de quedar eliminado contra River. Lanús se aprovechó del mal momento futbolístico que atraviesa el equipo de Alfaro y lo bajó de la punta del torneo.

En 15 minutos de juego se veía un equipo Xeneize sin ideas, que buscaba presionar pero que en el fondo regalaba todos los espacios. Mas salió lejos a cortar, erró y Marcelino Moreno, el mejor de la cancha, se llevó la pelota, metió el centro y Sand, solo, definió de Cabeza frente a un Andrada muy mal parado.

El local sacaba la ventaja en el marcador y era justo porque Boca no había hecho nada hasta ahí, aunque con dos remates de afuera empezó a acercarse. Con el correr de los minutos el equipo presionó hasta que Salvio la robó para quedar frente al arquero, y Valenti lo agarró de atras en la medialuna. Era roja y Rapallini le perdonó la vida.

De ese tiro libre Mauro Zárate marcó un golazo para el empate. A partir de ahí el partido fue de ida y vuelta y el equipo de Alfaro hasta pareció terminar mejor de lo que empezó de cara al segundo tiempo.

En el complemento, le bastaron 3 minutos al Granate para aprovechar el desorden de Boca y con una jugada de pizarrón Auzqui la empujó solo abajo del arco y el resultado se cerró.

Pese a los ingresos de Tevez y Wanchope, que estuvieron en bajo nivel, el equipo Auriazul nunca encontró comodidad ni una idea para jugar y contrarrestar a un Lanús que se plantó en campo propio para apostar a la contra.

Para colmo, a 10 del final, Carlitos dio un pase para atras que interceptó un jugador local e Izquierdoz tuvo que bajarlo, lo que significó la 2da amarilla y la roja, para dejar al equipo con uno menos.

Ahora se vienen tres días donde habrá que recuperarse fisíca, moral y mentalmente para recibir a Arsenal y volver a la senda del triunfo. Si se puede, habrá que encontrar un idea de juego para cerrar lo mejor posible esta parte del torneo.

Parece difícil que eso suceda con jugadores que ya saben que el 31 de diciembre tendrán que buscar club, un entrenador que aviso que se va y una dirigencia que solo piensa en como retener el mandato en las elecciones. Mientras tanto, el hincha no logra recuperarse del golpe por la Libertadores y sufre cada golpe que recibe el equipo.

Etiquetado como:

Continuar leyendo

Post Siguiente

5 de punta


Miniatura
Post Anterior

No tuvo luz


Miniatura
Ahora
Title
Artist

Background