Lo ganamos entre todos

Escrito por el 19 octubre, 2019

Hoy Boca jugaba un partido importante por la Superliga, si ganaba sacaba 6 de ventaja respecto del segundo, por lo menos hasta que terminara la fecha. Pero la cabeza de todos está en el partido del martes. Es lógico, es el partido más importante del año y hay que ganarlo como sea.

Desde el vamos, el equipo que salió se lo pensó más para probar jugadores de cara al encuentro de Copa. Varios nombres tenían una chance (más) de mostrar que pueden ser parte del equipo que deje afuera a River. Pero eso lejos estuvo de pasar.

Casi sin patear al arco, Racing se llevó los 3 puntos porque aprovechó un error de la defensa del Xeneize que dejó expuesto a Alonso, Rojas se la tiró en cortada a Cristaldo que llegó al fondo, metió el pase atras para que Zaracho pusiera el 1-0.

Hasta ahí el que mejor venía haciendo las cosas en Boca era el Jugador Nº 12 que alentaba al equipo y cantaba para tratar de contagiarlo. Algo que en los primeros 45 minutos casi no pasó y apenas un cabezazo de Soldano que tapó Arias fue todo lo que se generó.

En el segundo tiempo el aliento mermó, y se esperaba que fuera Alfaro el que, con los cambios, le diera un impulso al equipo. Ingresaron Zarate y Mac Allister para darle mayor tenencia de pelota, algo lógico. Sin embargo la lógica no siguió en quien debía salir, ya que Reynoso, el peor del equipo, siguió en cancha y Campuzano, de los mejores del equipo, no jugó los 90′.

Boca continúo siendo un equipo apático y totalmente desganado, tanto que en varias partes del complemento, estando 0-1, defendía en vez de atacar. A su vez las canciones no eran las que necesita un equipo que necesita ir al ataque a buscar un gol y el entrenador, en el último cambio, volvía a insistir con que siga jugando Bebelo, que cada vez que agarraba la pelota se la sacaba de encima.

El partido terminó con un solo mensaje EL MARTES HAY QUE GANAR. ¿Se puede ganar? Obvio que si, el tema es que cuando se pregunta ¿Por qué puede ganarlo Boca? No existen más respuestas que la historia y mística copera.

Para que eso suceda, hay que entender que el martes tenemos que tirar todos para el mismo lado, es fundamental que La Bombonera vuelva a latir como hace mucho que no sucede.

El hincha tendrá que dejar la voz y la vida durante 90′ para ser el motor de un equipo que no juega bien, que no concreta lo poco que genera, que tal vez le falte una identidad de juego, pero que el martes saldrá a la cancha a defender nuestros colores y ahi habrá que entender que el partido lo ganamos entre todos.


Continuar leyendo

Post Siguiente

5 de punta


Miniatura
Post Anterior

No tuvo luz


Miniatura
Ahora
Title
Artist

Background