EL TIEMPO DE MAURO

Escrito por el 4 julio, 2019

El primer paso del camino de pretemporada de mitad de año terminó con una imagen mejorada respecto a los primeros 60 minutos de partido.
Fue triunfo 2-1 vs América de México en el estadio de los Red Bulls de New Jersey.
La realidad de este encuentro de preparación, es que la victoria se fundamenta en el ingreso de Mauro Zárate.  Dos apariciones, la primera con una definición magnífica, que alivianan lo que venía siendo una actuación con muy pocas cosas para destacar en el equipo de Alfaro. Casi una continuidad en el funcionamiento que dejó más dudas que certezas en el primer semestre de este DT.
Lo cual tiene absoluta lógica. Si son los mismos protagonistas, si no hay nombres ni características nuevas, ¿por qué habría de cambiar?
Ya dicho que el punto más alto fue Zárate y sus 25 minutos en muy bien nivel, también se destaca Capaldo y su despliegue voluntarioso. Va sumando minutos en primera y la consideración crece para con él. A paso firme se gana un lugar.
Lo contrario pasa con Marcone. Preocupante nivel. Y no por su actuación en un amistoso, sino porque repite sus formas de los últimos partidos. Ausente presencia en la mitad del campo, posicionalmente retrasado, y sin compañeros que puedan cumplir eventualmente esa función. El hueco que queda es grande y Boca irremediablemente va a tener problemas allí.
Las bandas siguen siendo un tema a trabajar. Villa pierde potencia para atacar si su función va a ser la de ocupar espacios en el retroceso. Y por supuesto que no siente la marca. El lateral va a sufrir en forma inevitable así.
Boca debe definir si Nandez se queda y ponerlo donde más y mejor puede rendir. De mediocampista por la derecha. El viejo 8. Los métodos «modernosos» no siempre traen soluciones.
Por la izquierda pasa exactamente lo mismo. Tanto Reynoso o quién sea que ocupe la posición.
Arriba, «Wanchope» volvió más estilizado y ágil. Bienvenido sea. Boca necesita del compromiso profesional al 100% de TODOS sus futbolistas. Y la aptitud física es lo mínimo que se exige…
Dejé adrede para el final la referencia a Carlos Tevez.
Hay pocas cosas en las que este equipo da imágenes certeras, y una de ellas es que Carlos no está para titular. La diferencia que antes hacía desde el principio, hoy en raras ocasiones podrá. Su aporte debe tomar un rol secundario. Esto no significa desecharlo ni mucho menos. Su liderazgo no se pone en discusión. Su trayectoria mucho menos. Es simplemente ubicarse en el tiempo. Y éste ya no es el suyo.
El tiempo es el de Mauro. Como referencia fútbolera del resto. Ya demostró lo suficiente para ser indiscutible. Es él quien en este 4 2 3 1 debe jugar detrás del 9. Ya no más de extremo por izquierda.
No se aceptan decisiones obtusas en este momento.
El escudo por delante. SIEMPRE. Amén




Ahora
Title
Artist

Background