El orgullo de haber pertenecido

Escrito por el 30 junio, 2019

Si hay algo que odio, es tener que hablar de mi. Pero el fallecimiento de Héctor Ricardo García, el fundador de la revista más emblemática xeneize, «Así es Boca», me liga quiera o no quiera. Me liga desde mis 24 años en la redacción del Diario Crónica, cuando en los momentos de noticias importantes veía asombrado como ese personaje inalcanzable bajaba a la redacción para laburar como uno más. Pero también, porque fui parte del «Así es Boca», que se reeditó allá por el 2005.

Fui parte de un proyecto que tuvo su génesis en 1954, cuando el primer número de la revista vio la luz de la calle y llegó a vender más de 400 mil ejemplares, edición tras edición. Fue, sin dudas, la base editorial, periodística y económica, para el lanzamiento del diario: Crónica.

Haber pertenecido, aunque más no sea, a la era moderna de «Así es Boca», no dejará de llenarme de orgullo. Mucho más cuando tuvimos que hacer una tapa con Boca campeón de la Sudamericana, aquella que el Pato Abbondancieri (otra vez con «c»), la ganó sólo él en la definición por penales, atajando y pateando.

Nunca nadie me dijo «García es bostero». Tampoco me interesó saberlo. Sí me di cuenta en cada paso de mi carrera dentro del diario y de la revista, que Boca es el producto por excelencia. Y que no habrá club que lo iguale. Y en eso, García fue el primero en darse cuenta, y sacó provecho. Con títulos espectaculares, con fotos increíbles y con una cobertura que hoy en día sigue siendo envidia de los grandes monopolios, «Así es Boca», marcó para siempre la historia del periodismo y del club también.

Aquella reedición de la revista, me dio inmensas satisfacciones y mucho trabajo. Una vez tuve que escribir once textos diferentes en el mismo día para hacer una prueba de cómo iba a salir; y también el orgullo de que fuimos los pioneros en informar sobre el fútbol femenino del xeneize.

Héctor Ricardo García se fue. Dejó detrás una marca, un estilo, una manera de ver la realidad. Ni buena ni mala, una manera en la cual él decía, «los muertos están, no los matamos nosotros». Un periodismo que hoy los grandes medios comenzaron a copiar… pero claro, el amarillismo era siempre de Crónica.

Y con Crónica, Así es Boca. Una verdadera revista que a pesar del partidismo, contenía en sí mismo el grado de objetividad necesario. No se hablaba bien ni mal de nadie. Se contaba lo que pasaba…

Habrá sólo que repasar y ver los archivos (los vi, y son impresionantes), con publicaciones alabando o criticando duramente. Pero siempre con el mismo estilo; siempre mostrando que así es Boca.

Así es Boca. Es sencillo de entender.


Continuar leyendo

Post Siguiente

¿Cómo esTAS?


Miniatura
Post Anterior

EL TIEMPO DE MAURO


Miniatura
Ahora
Title
Artist

Background