Analizando al Próximo Rival: Rosario Central

Escrito por el 1 mayo, 2019

El Xeneize ante su primera posibilidad de título del año. La Supercopa Argentina (Que enfrenta al Campeón de la Superliga 17/18 y al Campeón de la Copa Argentina 2018) no es un título tan significativo, ni llevara a sus hinchas al Obelisco a festejarlo, pero hay que ganarlo sí o sí. Boca debe ganar todo y además una derrota en estas finales puede causar muchos dolores de cabeza. Alfaro deberá demostrar inteligencia y tranquilidad para este tipo de encuentros, donde tiene más para perder que para ganar. El rival será un Rosario Central, que llega en un muy mal momento, aunque con una leve mejoría en el rendimiento en su último partido con Católica y que no tiene casi nada que perder.

Como llega el Canalla a esta Final? El 2019 de Central ha sido muy movido y con muy malos resultados. Arranco con 6 partidos de Bauza sin triunfos y su posterior salida, después llego Paulo Ferrari que también dirigió 6 partidos sin triunfos (Incluida una dolorosa eliminación de Copa Argentina, ante Sol de Mayo por penales). El 19 de Marzo comenzó el Ciclo de Cocca que hasta ahora lleva 7 partidos en donde tuvo 2 triunfos (Argentinos por la Superliga y Aldosivi en el partido de vuelta de la Copa de la Superliga, en la que igual quedo eliminado por el 0-2 sufrido de local), 1 empate y 4 derrotas. Cocca logro los primeros triunfos del año pero fue eliminado por Aldosivi en la Copa de la Superliga y ya quedó eliminado en la Fase de grupo de la Libertadores. La Supercopa es el único objetivo que le queda al Canalla que arranco el 2019 muy mal, después de reforzarse para luchar por sus objetivos. Las llegadas de Rinaudo, Jarlan Barrera, Agustín Allione, Claudio Riaño, Molina Lucero y otros más, vislumbraban un mejor semestre para los de Rosario, pero a la vista está que no fue así.

Como juega el equipo de Cocca? En la previa del partido el técnico hizo varias pruebas, cambiando algunos nombres y el esquema, por lo que todavía no se puede confirmar cuál es su idea. La principal chance es que juegue con un esquema que nunca utilizo hasta ahora y es una línea de 5 defensores. Otra de las chances es que el equipo sea el que arranco el segundo tiempo con Universidad Católica la semana pasada y jugo con un 4-4-2. El arquero será Ledesma (Un buen arquero, sonó para Boca hace unos días en caso de darse la salida de Andrada), en defensa casi con seguridad estarán Molina Lucero, Caruzzo, Barbieri y Parot (fueron los que jugaron contra Católica). Una de las posibilidades es que  Cocca agregue un central más (Almada) y arme una línea de 5. En el mediocampo los que tienen su lugar asegurado son Rinaudo, Gil y Villagra (Un chico de 18 años de reciente aparición y que está en el Sub 20). Maxi Lovera será el encargado de desequilibrar, arrancando desde la izquierda en el 4-4-2 o de media punta si el esquema utilizado es 5-3-1-1. En la delantera quien tiene su lugar asegurado es Claudio Riaño que puede ser acompañado por Zampedri si la idea es jugar 4-4-2, en caso de jugar 5-3-1-1 Riaño será el único punta. En resumen, el equipo puede ser un 5-3-1-1 con Ledesma; Molina, Almada, Caruzzo, Barbieri, Parot; Gil, Rinaudo, Villagra; Lovera; Riaño (la opción más probable) o sino puede ser un 4-4-2 con Ledesma; Molina, Caruzzo, Barbieri, Parot; Gil, Rinaudo, Villagra, Lovera; Zampedri, Riaño. Otra leve chance es que ingrese Bettini de lateral derecho, pase Molina al medio y Lovera acompañe a Riaño arriba en lugar de Zampedri.

Equipo sin confirmar con linea de 5, con Riaño como unico punto con Lovera acompañando.
Otra de las opciones, con el 4-4-2 que jugo en gran parte del encuentro contra la Catolica. Lovera por izquierda con Zampedri acompañando a Riaño.

El estilo de Cocca no está muy definido, es un técnico de adaptarse a los contextos y las circunstancias. Si comparamos su Defensa y Justicia, con su Racing campeón veremos 2 equipos muy distintos, el primero basaba todo en el juego asociado y en el buen trato del balón, sin embargo el Racing campeón basaba sus fortalezas en el orden defensivo y en el contraataque. En este Central todavía es difícil ver su estilo, aunque seguramente en esta final su objetivo será el orden defensivo para lastimar a Boca en transiciones o con pelota parada. Generalmente en la salida con pelota, intenta salir por abajo y si Riaño es el único punta probablemente no intenten tirar tantos pelotazos. Si juega 4-4-2 Gil y Lovera, que son los que juegan por afuera en el mediocampo, tienden a cerrarse para buscar espacios por dentro. El Coló Gil pocas veces aparece abierto por la derecha, sino que se cierra para la proyección de Molina Lucero. Lovera si apuesta un poco más al 1 contra 1 por izquierda. Veremos si juega con ese sistema o prioriza el orden defensivo con los 5 defensores.

Cuáles serán las claves del partido: 1º- El poder individual de Boca. Parece repetitivo en las claves del partido, pero no hay nada más importante para el Xeneize hoy, que las apariciones individuales de sus jugadores. La jerarquía de Zarate, los goles de Benedetto, los desbordes de Villa y el futbol de Reynoso pueden hacerte ganar un partido de la nada incluso en contextos desfavorables. 2º- La paciencia e inteligencia para jugar esta final. Algo que mejoro el Boca de Alfaro, con respecto a la etapa anterior, es su paciencia y mentalidad para responder ante resultados adversos. El equipo sabe que en algún momento va a convertir, no se desespera y esa paciencia es clave en una final de 90 minutos. Al Boca anterior le costaba revertir resultados adversos, al Boca de hoy no le cuesta tanto. 3º- Pelota parada. Central con la pegada del Coló Gil puede ser un equipo peligroso en el juego aéreo. Caruzzo, Barbieri, Parot, Riaño, Villagra y Almada o Zampedri (depende quien juegue) están cerca o por encima del 1,80. Hay que evitar cometer faltas cerca del área. Las finales se ganan en detalles y este es uno importante. 4º- Como perforar la probable línea de 5 del Canalla. Otra vez Boca puede afrontar una final contra una línea de 5. En la final de la Libertadores el Xeneize no supo contrarrestarla y por momentos la paso mal. Alfaro tiene que dejar claro como marcar la subida de Molina Lucero y Parot, sin desordenarse defensivamente. En este caso la línea de 5 de Central será mucho más defensiva que la de River y probablemente lo más difícil sea penetrarla. Doblegar con Zarate por izquierda y la subida de Mas, o con Villa por derecha con la ayuda de Buffarini puede ser una de las mejores formas. 5º- Marcone y el mediocampo de Boca. El Xeneize está dejando dudas en su mediocampo y debe mejorar en este partido, porque las finales se ganan en el medio también. Rinaudo, Villagra y Gil van a intentar copar el mediocampo, y muchas veces el desorden de Nandez deja muy solo a Marcone y lo expone. Boca debe ordenarse en ese sector para potenciar a sus protagonistas.

Alfaro y una buena chance para empezar a darle a la gente algo que no tiene hace mucho, ganar finales. Desde el 2015 que Boca no puede ganar estos partidos definitorios: Supercopa 2016 contra San Lorenzo, Supercopa 2018 contra River y Final de Libertadores 2018 con River, 3 derrotas dolorosas y una buena chance para volver a ganar instancias definitorias. Lo necesita este plantel, lo necesita su gente y lo necesita Boca. El Xeneize va por su estrella 68 y esta vez no puede fallar.


Ahora
Title
Artist

Background