UNA NOCHE DE AMOR

Escrito por el 10 marzo, 2019

Boca goleó a San Lorenzo, dio sobradas muestras de estar encontrando una formación que se parezca a un equipo y dejó una imagen de carácter insospechada unos meses atrás, que le devuelve el alma al cuerpo a la gente, necesitada de muestras de amor como las de anoche.

Si los compran fácil a los hinchas de Boca? Puede ser, pero saben reconocer cuando el ADN está impreso en ciertas características de un equipo y en este caso (y en contraste con las experiencias más recientes) parece que la cosa va en ese sentido: el equipo sostiene el pulso de los partidos, no se desespera ante la adversidad, está sacando lo mejor de muchos intérpretes y ayer le sumó un compromiso para agruparse y pelear en conjunto cada síntoma violento de impotencia que mostraron los rivales en la derrota. El “pegue Boca, pegue” encontró interlocutores válidos en jugadores que defendieron posturas y reclamaron lo propio en la jugadas discutidas.

Pero -por supuesto- que para ganar seguido y golear en un clásico no es suficiente sólo con carácter. Anoche Bebelo Reynoso estuvo tan metido que además de darle sacrificio y recuperación a Alfaro, fue cerebro y participación activa en los tres goles de Boca. Andrada otra vez fue arquero ganapartidos y la defensa volvió a mostrarse firme (Junior es 6, y bastante bueno) y a destacar a los laterales: Más y Buffarini ganaron confianza con este Cuerpo Técnico y están creciendo y demostrando por qué Boca los fue a buscar.

Al margen de los nombres, el equipo funciona: es solidario y encuentra en las sociedades las pequeñas usinas para generar el fútbol que necesita para ser efectivo y sumar. 

Un detalle estadístico a tener en cuenta: el Boca de Alfaro llega a las últimas tres fechas ocho puntos por debajo de Racing habiendo dejado en el camino sólo siete. Es decir, ganando todo (una quimera para un equipo en formación) hoy seguiría corriendo de atrás. De modo que nadie puede reprochar el no pelear el campeonato y sí se debe valorar estar a punto de conseguir el pasaje a la próxima Copa de una manera más cómoda de la que imaginamos tras perder ante Atlético hace veinte días. 

En eso anda Boca mientras ilusiona con una noche fantástica de fútbol en continuado, con las chicas de aperitivo -goleada 5-0 que engalanó su presentación en sociedad- y mientras prepara el templo para recibir a ella, la más deseada por estos lados. Ya no obsesión (al fin muchos le pelean al absurdo término) sino ilusión renovada, algo que a los hinchas les sale fácil porque son como un eterno enamorado: incondicionales y fieles hasta los huesos.

Periodista. Cubriendo Boca para Cadena Xeneize, Pintado de Azul y Oro y Radio 94.7


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



CADENA XENEIZE

24 HORAS ENCADENANDO TU PASIÓN!

Ahora
Title
Artist

Background