Pensando en lo que se viene

Escrito por el 11 diciembre, 2018

El largo plantel que tiene Boca obligará a una limpieza en este mercado próximo. Puesto por puesto analizo el futuro del, por ahora, equipo de Guillermo.

Los traspiés tiene que servir como aprendizaje de cara a lo que se viene. Es un hecho que las largas plantillas no han obtenido los resultados esperados por todos. Esto también ha demorado la aparición de muchos chicos con un futuro enorme. A la espera de una resolución del tema técnico, opiné de cada sector del campo:

  • EL ARCO

Más allá del duelo del fin de semana, donde dejó algunas dudas, queda claro que el Xeneize encontró arquero. Lo demostrado, más que nada antes de la lesión, transforman en una pieza fija a Esteban Andrada. Arquero moderno en este fútbol que ha cambiado mucho.

Agustín Rossi, muchas veces criticado, bancó la ausencia de su compañero, recuperando así el visto bueno del hincha. De todas formas, creo que deberá buscar nuevo rumbo, ya que necesita continuidad y siempre será mirado de reojo.

Es el momento que el sustituto sea de la casa y Manuel Roffo, llena todos los casilleros. El santafesino de 18 años es el portero de la Sub 20 nacional y uno de los grandes proyectos del club. De una vez por todas hay que darle el lugar que merece.

  • LOS CENTRALES

El caso de Carlos Izquierdoz, es similar al de Andrada. Le dio seguridad al equipo en muchos tramos, pero ante River (ida) fue flojo. Su personalidad lo tiene que hacer líder de esta renovación. Muy fuerte de arriba, con una mejor preparación en la pelota parada puede darnos muchas alegrías en el arco rival.

Lisandro Magallán, llegó a su techo en Boca. El platense tuvo un gran primer semestre de año, contrariamente a lo que fue el segundo. Partidos importantes muy pobres, denotaron al máximo sus carencias en muchas facetas de su juego. ¿Lo limitó el hecho de ser 6? Puede ser, pero hoy el puesto de 2 es del Cali, por lo que habría que hacerlo plata.

Uno que nunca cumplió las expectativas fue Paolo Goltz. Su pasado en Lanús y México hicieron que el hincha se ilusionara con su llegada. Desde lo físico nunca estuvo a la altura, y en lo futbolístico hubo momentos en los que cumplió y otros en los que fue el peor de la cancha.

Sin dudas Leonardo Balerdi, fue una de las grandes apariciones de este semestre. Los que somos habitúes de la Reserva no nos sorprendió sus cualidades y potencial. Juan Forlín, fue el último pibe al cual le dieron la confianza y respondió. Ojalá Leo sea el próximo, condiciones le sobran. En breve estará en un grande de Europa, espero que lo sepamos aprovechar mientras lo tengamos.

  • LOS LATERALES

Otro que llegó a su techo en la institución fue Leonardo Jara. De buen inicio en el club, con el pasar del tiempo mermó notablemente su rendimiento. Paupérrimos rendimientos ante River, siempre saliendo lesionado. Perdió la banca del hincha hace tiempo.

En la previa de la segunda final, si pensábamos un jugador que lo iba a dejar todo, muchos hubiéramos dicho Julio Buffarini. Rendimientos flojos en partidos locales, en la Copa fue una fiera en las más bravas. Con esto no le estoy dando la llave del lateral, pero considero que tiene que ser parte de lo que vendrá.

El lateral izquierdo fue un puesto donde quedaron pocas certezas. A la espera de la recuperación de Frank Fabra, Lucas Olaza y Emmanuel Más no se pudieron quedar con la franja izquierda. El ex San Lorenzo es el que más en deuda está, al punto de que debería salir en este mercado. Por el ex Talleres pondría una ficha más, le falta liberarse ya que potencial tiene.

La ida de Gino Peruzzi, es un hecho. Inentendible el lugar que se le dio este semestre sabiendo que no sigue y teniendo a una bestia en inferiores como lo es Marcelo Weigandt. El joven categoría 2000 tiene que ser una fija en este 2019 que se avecina. Mata por la camiseta y tiene muchas condiciones. Veremos que lugar tienen él y Peter Grance Martinez.

  • VOLANTES

Otro que en la previa del duelo en Madrid sabíamos que iba a responder es Nahitan Nández. ¿Que puedo agregar del uruguayo habiendo tanto a la luz? Nada. Todos fuimos él, que se quede a vivir en La Boca. Reúne los requisitos para ser ídolo. Tiene que ser el jugador a retener, difícil con lo que jugó el domingo.

Otra pieza a mantener tiene que ser Agustín Almendra. El joven de 18 es, al igual que Balerdi, la gran promesa de la institución. Pase claro, un tranco diferente al resto, altura, intensidad. Tiene que seguir aprendiendo cosas y sumando minutos. Lo veo hasta mas en el once que en el banco sumando minutos.

Siempre será una pena no contar con Fernando Gago, viendo la clase que tiene. Lamentablemente esta última lesión lo alejará por completo, si ya no lo estaba, de la alta competencia. Sería un error pensar en «Pintita» como jugador de Boca. Que medite lo mejor para su vida. Si decide jugar, debería buscar un lugar más tranquilo, y si le pone fin a su carrera tiene que trabajar en el club en alguna otra área.

La carrera de Pablo Pérez, en Boca, tiene que llegar a su fin. No descubro nada al decir que fue el capitán que menos identificación le transmitió al hincha. Generó amores y odios, más de lo segundo que de lo primero. Mermado en lo físico y descentrado en muchos partidos claves. Encargado de generar juego, rindió más en encuentros de menor envergadura que en importantes. Hasta acá tiene que llegar, se tiene que apostar por otro futbolista en ese lugar.

Que decir de Wilmar Barrios. Motor de este Boca a nivel local y en varios partidos coperos. A su vez rindió menos de la mitad de su potencial en duelos donde se esperaba mucho más de él. A todo esto se le suman problemas con la gente que lo maneja y episodios extrafutbolísticas. De muchos lados afirman sus ganas de emigrar a Europa. Si llega una buena oferta, lo dejaría ir. Si se queda, bienvenido, pero que se centre a pleno en la causa.

La calidad que tiene Edwin Cardona, hace que uno siempre se ilusione con que algo puede hacer. Mermado en lo físico en varios tramos, incómodo en la cancha en otros. El colombiano nunca terminó de acomodarse. De por sí, el lugar que ocupó casi siempre en el campo, no es el que la mayoría del pueblo futbolero lo utilizaría, pero fue en el que él y el técnico consideraron que podría rendir.

Veremos que determinación se termina tomando con Emanuel Reynoso. Jugó tan poco que cualquier sentencia sería exagerada. Lo buscan varios clubes. Cualidades tiene, no sé si tiene ese plus extra que hay que tener para jugar en esta institución. No veo decisión incorrecta sea cual sea la que se tome.

  • DELANTEROS

Volvió de una lesión complicada, nos metió en la final y vacunó a River tanto en la ida como en la vuelta. Goleador del último torneo local que disputó en plenitud. Darío Benedetto, tiene que ser uno de los estandartes de esta refundación. Tendrá que mejorar en lo físico, ya que siempre fue una cuenta pendiente, pero el «Pipa» tiene que seguir en Boca.

Que difícil será elegir entre Benedetto y «Wanchope» estando ambos bien. Ramón Ábila, debe ser una fija. Gol en la ida, una espina verlo en las condiciones que lo observamos en la vuelta. ¿sobreexigencia? ¿falta de cuidado propio? Nunca lo sabremos. De titular, siempre aportó. Ojalá sigamos contando con él.

Llegar desde un club menor de Colombia al «Mundo Boca» no sebe ser nada fácil. Esa inconsciencia de momento le fue útil a Sebastián Villa para ganarse un lugar en el once. ¿le pesó algunos partidos? Sin dudas, pero apostaría en él para lo que se viene. Tiene potencial.

El de Cristian Pavón es otro ciclo cumplido. Ya no creo que le quede más nada por darle a Boca. Pieza importante en los títulos que se consiguieron. Si pensamos en un partido importante donde haya respondido, la mayoría nos vamos al duelo ante Independiente del Valle. Más de dos años. Siempre se esperó mucho más de él en los superclásicos, pero siempre le pesaron. Europa tiene que ser su destino y Boca así hacer la caja más alta de su historia. Esperemos que lleguen ofertas.

Este semestre le sirvió a Carlos Tevez para reencontrarse con el juego y con los hinchas. En otro rol menos protagónico, el «Apache» se bancó estar sentado en el banco y cuando ingresó, cumplió. Recuperó en el tramo final ese rol de líder que todos esperábamos, ya que fue el que le puso el pecho el día del ataque al micro. Merece otro final de carrera, un año más se lo puede dar y seguro está enfocado en eso.

Fue la bomba de este mercado de pases. Mucho se esperaba de Mauro Zárate, y terminó siendo poco lo que dio. Fue importante en el comienzo del semestre por sus goles ante Libertad y Cruzeiro pero nunca se encontró con su juego ni con el equipo. Sería muy prematuro desprenderse de él, le daría una revancha.

Al igual que con «Bebelo», fue muy poco lo que vimos en campo a Cristian Espinoza. A diferencia del ex Talleres, el extremo rindió. Buenos minutos por Copa Argentina, ante Gimnasia, Patronato y algún encuentro más que se me escape. Se irá sin pena ni gloria, pero se dio el gusto de convertir en el final de semestre.

  • LOS JUVENILES

Muchos chicos deberán buscar club para sumar rodaje ya que, por diferentes cosas (edad, calidad, expectativas), no lo podrán hacer en Boca. En esta lista incluiría a Javier Bustillos y Federico Abadía (arqueros), Agustín Heredia (central), Gonzalo Lamardo y Julián Chicco (volantes), y Mateo Retegui (delantero), y varios de la Reserva que aún no debutaron. Sumaría a la primera a Oscar Salomón, marcador central nacido en 1999, y a Nicolás Capaldo, volante categoría 98. Grandes apariciones en la 2001 campeona tiene que poblar el equipo del «flaco» Schiavi pensando en un futuro.

Veremos que determinaciones se toman en este futuro de Boca. Siento que es el momento de una renovación de plantel y de apostar por completo a las buenas variantes que contamos en nuestras inferiores. Habrá que esperar para ver que técnico agarrará el mando.

Etiquetado como:

Opiniones

Los comentarios están cerrados.


Continuar leyendo

Ahora
Title
Artist

Background