A todo o nada…

Escrito por el 28 noviembre, 2018

Ya pasaron 4 días y, como era de esperar, se sigue hablando de la final que un grupo de hinchas de River no quiso que se jugara. Lo que debía ser una fiesta, terminó siendo un tema nacional que pudo haber terminado en tragedia, sino era por la reacción de Horacio Paolini.

Cuando el sábado parecía que se jugaba a la hora que la Conmebol decidiera, tuvieron que salir Carlos Tevez y Fernando Gago a decir que el plantel no se encontraba en condiciones de disputar el encuentro, algo que todos los que estábamos frente al televisor notamos desde el primer minuto. Algo que el Presidente de nuestra institución ignoró hasta el momento de la declaración de los jugadores.

Recien el lunes, mediante presión de los jugadores, cuerpo técnico y parte de la comisión directiva, Daniel Angelici salió a decir que el club mandaría un comunicado a la sede de Asunción, exigiendo la descalificación de River y que se proclame a Boca Juniors como nuevo campeón de la Copa Libertadores. Con el correr de los días la presión creció, declarando que de ninguna manera se presentará al equipo para disputar el encuentro.

En el medio tuvimos cientos de horas de periodistas, jugadores, dirigentes y demás personajes del fútbol, opinando sobre el tema, de si estaba bien lo que hacía el mandamas Xeneize, si lo correcto era jugar, si debía hacerse con o sin público, en el Monumental o en otro estadio, sumado a los millones de mensajes por redes sociales de los hinchas.

Si hay que analizar la acción sucedida, no difiere demasiado de lo que ocurrió en 2015, donde un (o varios) hincha(s) agredieron y lesionaron a jugadores del club rival. La diferencia es que uno fue adentro del estadio y el otro en las inmediaciones (Más precisamente en la esquina donde nace la calle que desemboca en el estacionamiento del micro), donde en ambos casos hubo negligencia del órgano de seguridad a cargo.

Si nos basamos en el reglamento actual y la sanción que le cayó a Boca en aquel entonces, se entiende que es más que suficiente que el reclamo de Daniel Angelici, como Presidente de la institución, se tome como valido, y cualquier sanción menor a la aplicada hace 3 años sería una falta de respeto, no solo al Club Atlético Boca Juniors, sino a todos los representantes asociados a Confederación Sudamericana de Fútbol.

En este punto es donde entra un reclamo que el socio y el hincha tiene con “El Tano” desde hace 7 años, ese que pide que “HAY QUE PONER A BOCA POR ENCIMA DE TODO” y este es el momento en que se puede llevar a cabo y demostrar que Boca es más grande que River, la Conmebol y hasta que la Copa Libertadores.

Este es el momento que hay que entender que Boca no es grande por las 6 Copas Libertadores, Boca es grande, incluso, desde antes de 1960, año en que se comenzó a disputar el torneo. Estoy totalmente convencido que, más allá de la resolución que tome el tribunal de disciplinas, Boca Juniors no debe presentarse a jugar un partido en el que no están dadas las condiciones desde el momento que llegó al estadio. El Señor Daniel Angelici debe ponerse por primera vez en el rol para que se lo eligió, defender a Boca ante todos y hacerle entender a la Conmebol, que no podemos seguir siendo una marioneta de ellos, donde aplican sanciones según se presione o el color de la camiseta. Vamos Boca.

Periodista y Bostero.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



CADENA XENEIZE

24 HORAS ENCADENANDO TU PASIÓN!

Ahora
Title
Artist

Background