Ser Boca

Escrito por el 1 noviembre, 2018

Aunque soy partidario que los tiempos, tiempos son. Y que no hay que censurarse ante sensaciones que a uno le hacen ruido y que luego no las dice por el qué dirán… habrá que entender que, frente a un hecho histórico, la mirada deberá ser más contemplativa y en la búsqueda de la suma. Esa suma que algunos reprochan, como si las críticas fueran “malas” e impidieran el normal funcionamiento de un equipo…

Pero hoy la cosa cambió. Hablar de lo futbolístico sería perder tiempo, más allá de que uno cree que Guillermo no debería tocar este once titular que, más o menos, encontró un funcionamiento. Un entendimiento mejor que a los otros tantos equipos titulares que paró el entrenador desde que comenzó la temporada.

Entrando en el convencimiento que el fútbol necesita más un motivador que un estratega, por los nuevos tiempos que vivimos, por cómo entendemos las cosas y por las necesidades que los pibes (jugadores). Es cierto, un técnico que no sabe nada de motivación difícilmente escale en su escalafón; pero están los otros, que desde la palabra lo pueden todo y con eso, simplifican el parado del equipo.

Y hoy Boca necesita eso. Motivación. Que no pasa por la trillada frase “la camiseta de Boca es suficiente”. Que es cierto, pero se necesita algo más. Como siempre digo: debajo de una casaca hay una persona, con sus miserias y sus virtudes. Si lográs potenciar esos aspectos positivos, la camiseta poco importará aunque hoy sea el símbolo.

Hasta pienso que si fuera entrenador de Boca, todas las mañanas antes de empezar el entrenamiento juntaría a los futbolistas y les haría gritar “esto es Boca”. Frase que tendría que estar tatuada en la memoria de los futbolistas, en el adn. Que entre, aunque sea de prepo. Y uno sabe que con la repetición, se hace carne.

No queda más para decir que, muchachos, esto es Boca. Jugar como Boca. Sentir como Boca. Vivir como Boca, Revelarse como Boca. Entender que no es una manera, una forma. Simplemente es. Y no hay adversarios que nos pueda vencer no sin antes dejar la vida en la cancha.

Recuerden, ya entramos a la historia. Queda saber si seremos parte del capítulo más importante del siglo, o si seremos ese pedazo de libro que vamos a pasar de largo, sin leer. Queda en ustedes. En ser Boca. En pensar en Boca. En expresarse y jugar como Boca.

Con eso alcanzará.

Periodista de Crónica. Las opiniones son personales. Autor de Con alma y corazón, el fenómeno Boca Bianchi.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



CADENA XENEIZE

24 HORAS ENCADENANDO TU PASIÓN!

Ahora
Title
Artist

Background