Minimizar al rival

Escrito por el 30 octubre, 2018

Guillermo Barros Schelotto lo entendió. Es la Copa Libertadores. En la Copa se juega de otra manera.
Palmeiras había ganado cómodamente el Grupo H de esta edición. Sumó 16 puntos, ganando cinco de los seis partidos. incluyendo un 2 a 0 en la Bombonera. Sólo empató un cotejo. Ese empate fue obra de Tevez, ya en tiempo de descuento. 14 goles y sólo 3 en contra. De esos tres goles, además del tanto marcado por Carlitos, está ese invento del Junior (penal que no fue) y el descuento (el 1 a 3) de Alianza Lima en Perú. Fue el mejor de absolutamente todos los equipos de la fase de grupos y siempre definirá de local. Como lo hará este miércoles con el Xeneize.
En octavos de final, su rival fue Cerro Porteño. Ganó 2 a 0 en Paraguay y cayó 1 a 0 de local. En cuartos de final le ganó ambos partidos a Colo Colo por 2 a 0.
Tras 31 fechas disputadas, jugando con suplentes en varios cotejos, es el puntero del Brasileirao, con 4 puntos de ventaja sobre Flamengo, con quien viene de igualar en un tanto en el Maracaná. Sus demás escoltas (Inter, San Pablo) no juegan la Libertadores. De esos 31 juegos, ganó 18 y sólo perdió 4.
En julio de este año, Luiz Felipe Scolari asumió como DT por tercera vez del elenco que juega de local en el Allianz Parque, un estadio remodelado, de última generación, que Boca volverá a pisar.
En síntesis, nuestro rival traía 5 partidos jugados de visitante, todos ganados, marcando como mínimo dos goles en cada visita, siendo el mejor equipo de la Copa y puntero del torneo Brasileño, que incorporó a un ex DT de la selección de Brasil y Portugal, entre otros equipos de primera línea. Encima, con el mismo árbitro, ya le había ganado al Xeneize por 2 a 0 en la Bombonera.
Además, viene de ser campeón del torneo Brasileño en 2016, sub campeón en 2017. Llegó a la final del Torneo Paulista, dónde cayó con un extraño arbitraje ante Corinthians. Agreguemos que es el equipo que más ligas locales ganó.
Estamos hablando entonces de un equipo que, en la previa, no mostraba ninguna flaqueza, que parecía invencible.
A ese equipo Boca le ganó merecidamente. Al 2 a 0 le sobró un gol, es verdad, pero lo que debemos resaltar es que el Xeneize ha logrado, como lo hizo con Cruzeiro en la fase previa (inmediatamente después Cruzeiro ganó la Copa de Brasil), minimizar las cualidades del rival.
Ayudó el marco (una Bombonera colmada con la gente alentando), desde ya, pero lo que más ayudó es el esquema. Palmeiras no inquietó casi nunca a Rossi.
Ahora la historia es otra. Como todo equipo Brasileño, Palmeiras saldrá a buscar descontar ese 0 a 2 desde el saque inicial. Y Boca deberá repetir el esquema, el sentir, el rigor, el esfuerzo y principalmente, sostener esa actitud que mostró en los últimos cinco partidos de la Copa. Jugar como lo pide y exige la Copa. Que el rival se ajuste a lo que Boca pretende. De esa forma las chances para llegar a la soñada final serán mayores.

 

Abogado. Periodista. Escribí Los verdaderos Mellizos de la Boca y  Mística 2000. Integrante de Asados Bosteros. Escribo para Cadena Xeneize. 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



CADENA XENEIZE

24 HORAS ENCADENANDO TU PASIÓN!

Ahora
Title
Artist

Background