Boca vs Palmeiras

Escrito por el 24 octubre, 2018

A nivel oficial, Boca Juniors y Palmeiras se han enfrentado en sólo 10 ocasiones. Si decimos que Boca Juniors ganó uno solo de esos encuentros, ello no parece ser un dato verosímil. Pero lo es. Ganamos uno y perdimos tres, mientras que los restantes seis fueron empates. Marcamos 12 goles y recibimos 20. Es lo que dice las frías estadísticas.

Ahora, nadie en su sano juicio puede olvidar la final de la Copa Libertadores 2000, ni de las semifinales de la Copa disputada el año siguiente. No se tratan de cuatro empates aislados, sino que para nosotros son dos noches inolvidables las vividas en San Pablo.

Si repasamos la historia entre ambos equipos, encontramos que el primer match entre ambos fue aquel fatídico 1 a 6 por la Copa Libertadores 1994. Ni más ni menos que la máxima goleada copera sufrida por el Xeneize. El DT de Boca era César Luís Menotti. Paradójicamente, ha sido el único que logró vencerlos durante los 90 minutos. En el segundo cotejo de la fase de grupos de esa misma Copa, Boca ganó por 2 a 1 (Acosta y Giuntini).

Carlos Bianchi enfrentó 6 veces al Palmeiras. Con suplentes, Palmeiras nos gana 3 a 1 en Brasil (Gustavo Barros Schelotto, de penal), siendo un partido por la Copa Mercosur 1998, y también con suplentes hubo empate en un tanto (gol de Palermo, quien ingresó en el segundo tiempo) en la revancha jugada en la Bombonera.

Repasemos los cuatro empates siguientes. Tenemos el 2 a 2 en la Bombonera –Arruabarrena x 2-) y el 0 a 0 en el Morumbí (única vez que Palmeiras no fue local en el Parque Antártica, hoy Allianz Parque, al enfrentar a Boca). En la ronda de penales, Córdoba le ataja los disparos a Tino Asprilla y a Roque Junior. Para Boca convirtieron todos: Guillermo Barros Schelotto, Juan Román Riquelme, Martín Palermo, y el Patrón Bermúdez, quien marcó el 4 a 2 decisivo. Que apellidos ilustres!

Por la Copa 2001 se repite el resultado en la Bombonera (2 a 2, con tantos Guillermo Barros Schelotto de penal y Barijho); y también igualamos en dos en San Pablo (Gaitán y Riquelme los goles Xeneizes). En la definición por penales Oscar Córdoba vuelve a atajar dos remates (Alex y Basilio, mientras que Arce la tira afuera), y para Boca convierten Riquelme, Delgado y Bermúdez (antes Traverso, la figura de la final anterior, había errado su remate). Fue 3 a 2 y final con Cruz Azul, con psicólogo incluido.

Tras varios años, en ésta Copa Libertadores nos tocó compartir grupo con Palmeiras. Empate en un tanto en Brasil (Tevez) y derrota 0 a 2 en la Bombonera.

También se disputaron 13 encuentros amistosos, que incluyen uno en Montevideo y otro en la Ciudad Italiana de Parma. El último fue en el año 2010. Ese día –además de ser el primer partido de Borghi como DT de Boca- se empezó a derrumbar el Palestra Italia para construir el actual Allianz Parque. Boca ganó 2 a 0 (goles de Viatri y Muñoz).

Está claro entonces que los números no reflejan lo que propios y extraños sentimos. Para Palmeiras, enfrentar a Boca no debe ser la situación ideal, más allá que una victoria del rival de hoy ante Junior fue la que posibilitó (goleada en la Bombonera a Alianza Lima mediante) que el Xeneize pasara a octavos de final.

Boca no es el mismo que en la fase de grupos. Las llegadas de Zárate e Izquierdoz (Andrada no será de la partida) le dieron a Boca otra calidad y experiencia. Eso si, hablar de experiencia es también ver quien es el DT rival (Felipao Scolari). El ex DT de la verdeamarelha cayó ante el Boca de Bianchi en la final de la Copa Libertadores 2000 pero también le dio otra solidez a Palmeiras. De hecho, marcha como cómodo puntero del Brasileirao, aún jugando con varios suplentes en las últimas fechas.

Más allá del deseo, resulta aventurado anticipar que puede pasar hoy en la Bombonera. Creemos que Boca saldrá a intentar ahogar al visitante en los primeros diez minutos, más allá de apelar a un mediocampo más combativo (Perez, Barrios, Nandez) para recuperar el balón. El gol de visitante es un arma de doble filo que te quita –inconscientemente- intensidad a la hora de buscar quebrar el arco rival; pero a la vez insta al visitante a jugar unos metros más adelante. No hay favoritos en la previa

Se viene otra noche de Copa, otra Bombonera colmada, esperemos que sea la antesala de otra noche inolvidable como aquellas vividas en San Pablo en el año 2000 y 2001.

 

Abogado. Periodista. Escribí Los verdaderos Mellizos de la Boca y  Mística 2000. Integrante de Asados Bosteros. Escribo para Cadena Xeneize. 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



CADENA XENEIZE

24 HORAS ENCADENANDO TU PASIÓN!

Ahora
Title
Artist

Background