¿Se dará una final para el diván?

Escrito por el 5 octubre, 2018

Podría hablar del partido. De si jugó bien o mal. Si me gustó o no. Y dar los motivos por los cuales el juego de Boca gustó o no.

Se escuchó y se escribió mucho ya sobre la clasificación a la semi de la Libertadores. Si la táctica estuvo bien usada y si se usó la estrategia adecuada. Muchos quisieron decir que Guillermo se vistió de Bianchi, aunque Bianchi siempre jugaba igual: inteligentemente.

También podríamos hablar si los cambios fueron a tiempo o no. A mi me quedó la duda… Creo que podríamos haber ganado el partido antes de todo… Antes de todo lo mal que jugó Rossi. Porque si analizamos las situaciones de gol de Cruzeiro,  más de la mitad de las situaciones las generó el propio arquero. Pero bueno… Ya es historia.

Dos cosas para destacar y que lo vengo escribiendo desde el partido con Argentinos que, salvando las distancias por el rival y el contexto, ya a este Boca cuando lo zapatean no arruga y trata de imponer su juego. Hay una maduración mental más que futbolística, que sigue teniendo los mismos groseros errores de siempre. Nada cambió en el juego, tal vez sí en la cabeza.

La otra cosa que sostuve en estos días fue que no hay mejor motivación que llegar a la final con River. Y será, si esto se da, un antes y un después para los dos clubes. Claro, me importa sólo Boca.

Si hay algo que caracterizó a Boca en su historia, es la garra. Es el poder ganar aunque el otro equipo te pase por arriba, que deja un plus siempre en cada pelota. Que fue, es y será, un equipo mentalmente fuerte. Y si se da el cruce con River, será el mejor rival posible.

A veces hablar siempre de fútbol aburre. Por eso quiero ir un poco más allá y buscar un poco en la historia. No desde el punto de vista estadístico, porque hasta la Supercopa, se había jugado una sola final entre ambos equipos. La estadística, finalmente da uno a uno. Y como pasó en la historia, Boca siempre dio el primer paso.

Se sabe: si Boca enfrenta a River en la final de la Libertadores, habrá que comprar un camión con acoplado y por otro lado, 30 entradas al cielo. Si se pierde, no habrá lugar en un futuro inmediato para ningún jugador del plantel. Si se gana… serán los más grandes.

No sé si es justo lo que escribo. Sí sé que será lo que sentirán los hinchas. Por eso, cuando el enemigo te tiene del cuello, es ahí donde tiene que surgir la sangre bostera.

Serán quince días no apto para corazones débiles. Será una lucha de espíritus, y en eso, creo no equivocarme, tenemos ventaja o, por lo menos, la tenemos que tener.


Opiniones

Los comentarios están cerrados.


Continuar leyendo

Ahora
Title
Artist

Background