JUGADORES EXTRANJEROS EN LA HISTORIA DE BOCA

Escrito por el 25 septiembre, 2018

En la historia de Boca, han sido más de 125 los jugadores extranjeros que vistieron al menos una vez la camiseta azul y oro.

Entre ellos, Carlos Fernando Navarro Montoya es quien más partidos jugó. El Mono lo hizo en 400 oportunidades, que fueron desde su debut ante River en el Monumental (18/09/1988) hasta su despedida en cancha de Banfield (17/11/1996). Nacido en la Ciudad de Medellín, Colombia, llegó por pedido del Pato Pastoriza, aún siendo un muy joven arquero de Vélez Sarsfield. Se alzó con 5 títulos. Reemplazó al Loco Gatti y dejó grabado su nombre en la historia Xeneize. Es el quinto jugador con más partidos en la historia del club, por encima de Riquelme y por debajo de Martín Palermo, ni más ni menos.

Delfín Benítez Cáceres, con 114 tantos, es quién más goles convirtió en la historia. El Machetero llegó proveniente de Libertad de Paraguay y llegó a esa cifra en tan solo 176 encuentros que disputara entre su debut ante River Plate el 19/06/1932 hasta su despedida en un llamativo desempate contra el mismo rival, tratándose de un partido que definía el premio al primer puesto de la primera ronda del torneo jugado en 1937 pero que fuera disputado en febrero de 1939. Ese partido fue considerado oficial años más tarde y se disputó al sólo efecto de entregar medallas al ganador, más allá de haberse jugado con jugadores y otros DTs respecto a aquellos que intervinieron en el torneo de 1937. Nacido en Asunción Paraguay, el goleador Guaraní -quien compartiera la delantera con Cherro y Varallo- logró el bicampeonato 1934/5 y es el séptimo goleador de la historia Xeneize, siendo entonces uno de los siete jugadores que logró superar la marca de la centena de goles.

Dentro de esos más de 125 jugadores, hubo decenas de ellos que ocupan las páginas centrales por su calidad, por su fuerza, por hechos extraordinarios y por tantas otras razones. Con total arbitrariedad, sin ánimo de ofender a quien no es traído a colación o que merecía estar en un mejor equipo, podríamos armar estos ocho equipos que paso a compartirles.

Un equipo titular podría ser (3-4-3): Óscar Córdoba (Colombia) en el arco. Una línea de tres con Domingo Da Guía (Brasil), Oscar Bermúdez (Colombia) y Julio Meléndez (Perú). Un mediocampo con Gary Medel (Chile), Mauricio Serna (Colombia), Nicolás Novello (Italia) y Roberto Cabañas (Paraguay) y tres puntas con Severino Varela (Uruguay), Paulo Valentim (Brasil) y Delfín Benítez Cáceres (Paraguay).

Un segundo equipo (4-4-2) sería con: Navarro Montoya (Colombia); Nolberto Solano (Perú), Orlando (Brasil), Alcides Silveira (Uruguay) y Víctor Benítez (Perú); Fabián Vargas (Colombia), Wilmar Barrios (Colombia), Pedro Suárez (España) y Orlando Medina (Uruguay); Dino Sani (Brasil) y Sergio Martínez (Uruguay)

Un tercero (4-3-3): José Belloc (Gibraltar); Edson Amaranto Perea (Colombia), Moisés (Brasil), Bibí (Brasil) y Claudio Morel Rodríguez (Paraguay); Ariel Krasouski (Uruguay), Mario Busso (Italia) y Manuel Agustín Fleitas Solich (Paraguay); Miguel Loayza (Perú), Ángel Romano (Uruguay) y Pedro Iarley (Brasil)

Un cuarto equipo iría con: (2-3-5) Francisco Ormeño (Perú); Luís Cerezo (Uruguay) y Frank Fabra (Colombia); Nahitan Nandez (Uruguay) Rodrigo Betancur (Uruguay) y Milton Melgar (Bolivia); Edwin Cardona (Colombia), Nicolás Lodeiro (Uruguay), Rubén Da Silva (Uruguay), Rafael Pratts (Gibraltar) e Iseo Fausto Rosello (Uruguay)

Un quinto equipo: (4-3-3) Luís Solans (Uruguay); Álvaro González (Uruguay), Richard Tavarez (Uruguay), Edson (Brasil) y Ayres Moraes (Brasil); General Viana (Uruguay), Da Silveyra (Brasil) y Walter Davoine (Uruguay); Javier Ambrois (Uruguay), Santiago Silva (Uruguay) y Gómez Sánchez (Perú)

Un sexto equipo (2-3-5) tendría a Julio César Balerio (Perú); Dos Santos (Brasil) y Luís La Fuente (Perú); José Pedro Fuenzalida (Chile), Sebastián Pérez (Colombia) y Rubén Pereira (Uruguay); Rubén Marcial Barrios (Paraguay), Hugo Romeo Guerra (Uruguay), Heleno do Freitas (Brasil), Rubén Evaristo Fernández Real (Paraguay) y Jorge Duilio Benítez (Paraguay)

Un séptimo equipo (2-3-5) sería con Aldo Bobadilla (Paraguay); Raúl Noriega (Ecuador) y Julio César Cáceres (Paraguay); José Pereda (Perú), Pedro Munt (Paraguay) y Ribair Rodríguez (Uruguay); Luís Hernández (México), Héctor Bailleti (Perú), Ferencz Sohn Sas (Hungría), Alphonse Tchami (Camerún) y Sebastián Villa (Colombia)

Un octavo equipo (2-3-5) Sebastián Sosa (Uruguay); Julio Alas (España) y Romildo Jorge Etcheverry (Paraguya); Freddy Guarín (Colombia), Pedro Nardielli (Paraguay) y Sergio Orteman (Uruguay); Almir (Brasil), Ivo Basay (Chile), Fernando Morena (Uruguay), Walter Perazzo (Colombia) y Lima (Brasil)

Quedan sin incluir a algunos recientes y conocidos como los brasileros Jorginho, Gaucho, Luis Alberto, Charles, Edilio Cardoso, o Bahiano, entre otros como ser quiénes llegaron en los 60; los uruguayos Carlos Silva, Lacava Schell, Tejera, Gunino, Rolín, Albín, Carlos Bueno, etc –sumemos a algunos que disputaron encuentros de la década de 1910 y otros tantos-; los colombianos Bonilla, Bedoya, Dinas; el chileno Lucco; los primeros paraguayos o los más recientes como Florentín, Neffa o Gaona Lugo; exóticos como algún escocés o Naohiro Takahara (Japón).

 

Etiquetado como:

Continuar leyendo

Post Siguiente

¿Cómo esTAS?


Miniatura
Post Anterior

EL TIEMPO DE MAURO


Miniatura
Ahora
Title
Artist

Background