Analizando al próximo rival: El Racing de Fernando Gago

El Xeneize busca un título más para finalizar un buen año. Enfrenta a la Academia, que busca una especie de mini revancha luego de dejar pasar la chance de coronarse en Liga.

Boca y Racing. Seguramente los 2 mejores equipos del año en el Fútbol Argentino. Cerrarán el 2022 a nivel local, con una final. Quizás el cierre ideal. El Xeneize ha sido el mejor, porque lo pudo coronar con títulos, aprovechando mejor los momentos importantes. La Academia seguramente fue quien tuvo mejores momentos de fútbol y el que mejor ha jugado en el año, el problema es que en los momentos importantes no lo pudo coronar. El doble título de Boca le dio a Racing y Tigre la opción de jugar una semifinal para llegar a este Trofeo de campeones y el equipo de Gago sufriendo se pudo meter. Ahora buscará quitarle al Xeneize uno de sus títulos. Un lindo partido.

¿Cómo llega la Academia?

Decir que llega bien sería mentir. Más allá del triunfo agónico y muy festejado ante Tigre, el equipo de Gago llega luego de que se le escapará de las manos el título del torneo local hace 15 días. La chance de un penal en el minuto 90, que de ser gol, los convertía en el campeón. No pudieron y fue un golpe duro para el plantel y cuerpo técnico. Esa desilusión sumada a la de la Copa de Liga, la Sudamericana y Copa Argentina es una bola grande que lo lleva a muchas críticas. El partido con Tigre les dio la chance de reponerse anímicamente, porque perdían 2 a 0 y lo pudieron dar vuelta 3 a 2. Ahora parece volver a confiar. Los números de la Academia en este año son muy buenos e incluso en el último tiempo. De los últimos 10 partidos ha ganado 8, empató 1 y perdió 1. El problema es que el que perdió fue con River y un triunfo les daba la Liga. Fueron pocas caídas en el año pero todas muy dolorosas (Melgar y River de Uruguay en Sudamericana, Agropecuario en Copa Argentina y GELP, Godoy Cruz, San Lorenzo, Estudiantes y River en Liga). 52 encuentros en el 2022, con 29 triunfos, 15 empates y 8 derrotas (65% de los puntos). Jugando con campo neutral, como será con Boca, ha disputado 4 encuentros con 2 triunfos, 1 empate y 1 derrota. Fue líder en la tabla anual 2022 por encima de Boca, pero no pudo conseguir ningún título y esa es su deuda que va a querer saldar, aunque sea a medias con esta final.

Si vamos a las estadísticas colectivas, estamos hablando de quizás el mejor equipo del año. 41 goles convertidos (2° detrás de River) y 22 recibidos (7°) en 27 encuentros. Tuvo 14 vallas invictas (1°). Además promedio 14.8 disparos (3° detrás de River y Tigre), de los cuales 5.4 fueron al arco (1°). También fue quien tuvo más ocasiones claras en el torneo con 62(1°), de las cuales falló 37 (3°). Algo similar había pasado en la Copa de Liga donde había sido el 3er equipo con más goles a favor, el que menos goles recibió (10), el que tuvo más vallas invictas (9) y también el de más ocasiones claras y el 3° con más disparos sea afuera o al arco. En el total del año en la tabla anual esta 2do en goles a favor (con 66 detrás de River que hizo 74) y el que menos goles recibió con 30.

En las estadísticas individuales, hay muchos para destacar, aunque algunos no estarán en esta final. El mejor jugador de Racing en el último torneo fue Enzo Copetti. 11 goles, 4 asistencias y 6 grandes chances creadas. Falló 9 ocasiones claras, pero también promedio 2 disparos, 1.6 pases claves, 6.2 duelos ganados y 0.8 posesiones ganadas en tercio final. Una lesión de rodilla lo deja afuera y lo extrañaran. Otro jugador importante que sí estará es Matias Rojas. El paraguayo convirtió 5 goles y dio 4 asistencias en 17 encuentros. Promedia 2.4 disparos, 1.4 pases claves, 1.5 quites y 1.5 regates por encuentro. En el mediocampo el mejor ha sido Aníbal Moreno. Incansable. Convirtió 2 goles e tiene 1 gran ocasión creada. Promedia 0.5 pases claves, 3.6 quites, 2 intercepciones, 1.5 despejes, 6.5 duelos ganados (57%) y 0.7 regates. En defensa siempre se puede destacar a Leo Sigali. 4.1 despejes, 1.4 intercepciones, 1.4 quites, 5.5 duelos ganados y 5.8 pases largos precisos por encuentro. Además tiene 1 gol y 1 asistencia. Gabriel Arias tiene 7 vallas invictas en 14 partidos y promedia 2.9 atajadas con un 77% de acierto.

¿Cómo formará el equipo de Gago?

Con la ausencia obligada de Copetti por su lesión y el ingreso de Maxi Romero, el resto de las dudas pasan por ver cómo se recuperan de los 120 minutos jugados ante Tigre. Mena, Piovi y algunos más salieron muy cansados. Podría ingresar Insua por Mena o por Piovi si no están bien. Un probable: Arias; Pillud, Sigali, Piovi (Insua), Mena (Piovi); Gomez, Moreno, Alcaraz; M.Rojas, M.Romero y Carbonero. Tampoco se podría descartar a Mura en lugar de Pillud, pensando en que el ex Estudiantes ha marcado bien a Villa las veces que le tocó. Lolo Miranda fue titular ante River, pero perdió su lugar con Jonathan Gómez ante Tigre y no ingreso ni 1 minuto.

Hubo dos Boca- Racing este año y ambos tuvieron similitudes. Primer tiempo de mucha presión de Racing, sin dejar salir a Boca de su campo y con varias llegadas (Más llegadas en el partido de Liga en el Cilindro, que en la semi de Copa de Liga), pero sin efectividad. Cuando la Academia bajo el ritmo Boca se sintió más cómodo, aunque en el partido de Copa de Liga no pudo volcarlo en ocasiones. En el encuentro en el Cilindro, Boca si logró llegarle con más claridad a Racing, pero Arias respondió y sobre el final Jonathan Gómez la agarró con la mano, pero decidieron dejarla pasar. Fueron 2 encuentros donde la sensación fue que Racing era mejor colectivamente, pero le faltó efectividad y Boca busco aguantar para golpear cuando el equipo de Gago bajaba (13 disparos de Racing contra 2 de Boca en el de Copa de Liga y 18 contra 14 en el de Liga con ambos arqueros como figuras. En ese último encuentro en el 1°T Racing disparo más con 14 contra 5 pero en el 2° fue Boca el que más con 9 a 4). No paso, fueron dos 0 a 0. En uno los penales de la Copa de Liga le permitieron a Boca avanzar. El equipo de Gago sale siempre con su 4-3-3. El 9 presiona fuerte a centrales o arquero, los internos presionan a otro central y a Varela y los extremos están con los laterales del Xeneize. En general a Boca no le queda otra que jugar en largo y ahí ha perdido. Sin Copetti la presión de la Academia seguramente pierda efectividad. ¿Eso le permitirá a Boca jugar más cómodo?. Veremos. Si el Xeneize logra estirar a Racing a partir de una mala presión, podrá poner a Villa con ventaja y el colombiano con ventaja contra una defensa como la de Racing puede ser letal. Del otro lado puede pasar algo similar, aunque para frenar a Carbonero estará Advíncula con una capacidad física similar.

El Racing versión 2do semestre del 2022 no ha sido el mismo que el de los primeros meses. El equipo no es el mismo seguramente, porque hubo cambios. Chancalay ya no está y llegó Carbonero,  Alcaraz ya no fue indiscutido y jugó mucho Vecchio, Miranda también dejó de ser intocable. Mena volvió a ser titular por encima de Piovi, que quizás te daba mejores respuestas ante la transición rival.  Fueron varias cosas que cambiaron y eso el equipo lo sufrió. Gago por momentos no encontraba el equipo y en algún momento hasta apostó por juntar a Romero y Copetti, lo que le desarmaba su 4-3-3 y le quitaba variantes. Recién en la fecha 18 y 19 pudo hilvanar 2 victorias seguidas. Luego llegaron 7 de 8, pero sin lucirse tanto desde el juego. El Racing que enfrentaremos el domingo ya solo quiere ganar. El juego durante el 2022 lo tuvo y lo buscará recuperar en esta final, pero si no llega no pasará nada, siempre y cuando el Trofeo sea de ellos. Gago necesita un festejo para darle legitimidad a su buen trabajo en este año.

¿Cuáles serán las claves?:

  • Ibarra y una gran prueba. El técnico de Boca consiguió la Liga y eso no se lo va a quitar nadie, pero aún hay dudas sobre su trabajo, porque el Xeneize ha ganado muchos puntos gracias a alguna aparición individual y en muchos sin justificar los triunfos. Esta final contra el Racing de Gago le viene muy bien, para poder demostrarle a la gente que puede armar un equipo que le imponga condiciones a cualquiera, como ya lo hizo contra River. Boca ha jugado 2 veces contra Racing, planteando el partido como si fuera menos. En esta final hay que ganarles y justificarlo en el rendimiento.
  • Ausencia de Copetti. Clave en la Academia, no solo por su aporte goleador y asistidor, sino por todo lo que aporta en la presión alta. El 9 presión a una intensidad poco común, incomoda a los defensores en salida y si él no recupera ya deja al rival incomodó y sus compañeros son los que luego recuperan. Además, en los duelos es muy fuerte y como dijimos, su aporte goleador ha sido clave. Racing lo va a extrañar y aunque Maxi Romero ha convertido algunos goles importantes, no aporta lo mismo en el juego.
  • Villa. El colombiano vuelve a la titularidad. Ya había disputado los 90 contra Patronato, pero fue un equipo alternativo. Hasta ahora contra Racing no ha podido marcar diferencias, a pesar que la Academia suele quedar expuesto. Esta final es su gran chance. Veremos si lo marca Pillud o si lo hace Mura. Con el 2do le ha costado imponerse. Será clave mañana, pero el Xeneize no debe abusar de ese recurso.
  • Carbonero y Alcaraz. 2 jugadores que pueden complicar al Xeneize. El colombiano a partir de sus velocidad y atacando espacios, el juvenil volante a partir de su gran instinto para atacar espacios libres en al área. Hasta ahora Alcaraz ha tenido varias chances ante Boca, pero le ha faltado efectividad. El duelo de Carbonero contra Advíncula, puede definir muchas cosas.
  • Postura de ambos equipos. ¿Que tipo de partido veremos?. En los 2 anteriores Racing fue muy superior en los primeros 45 o 60 minutos y luego bajó el ritmo y Boca le emparejó los partidos. El Xeneize no se si está preparado para imponerle condiciones desde el inicio a un equipo de Gago, que suele presionar a otra intensidad, aunque la ausencia de Copetti puede cambiar un poco la postura.

Se viene el mundial y que mejor que empezar la previa con esta gran final. Boca y Racing, Racing y Boca. ¿Se define quién es el mejor ?. No, el mejor fue el que salio campeón 2 veces.

 

 

 

 

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados