Analizamos a Tigre, el equipo sorpresa de la Copa de Liga

El Xeneize va por un nuevo título. Noventa minutos separan al equipo de Battaglia de un nuevo festejo o una decepción. Tigre buscará hacer historia, al igual que en aquella final de 2019

Los objetivos del Xeneize en este semestre eran dos: Ganar la Copa de la Liga y clasificar a Octavos de final de Libertadores. Hoy, se puede decir que está cerca en ambas, pero también se puede decir que puede perder los dos en 4 días. 90 minutos (o 120 si hay alargue) en Copa de Liga y 90 minutos en Copa Libertadores que separan un semestre muy bueno, de uno muy malo, según los resultados. El término medio serií conseguir uno y perder otro, para que luego cada uno califique lo que fueron estos primeros meses. En el juego, sin dudas que fueron irregulares, pero en resultados son estos 180 minutos los que lo van a terminar de definir. Este domingo llega la primera final. El sorprendente Tigre estará enfrente, en la definición de un torneo local que se ha mostrado emocionante. El formato de clasificación en grupos y luego mata-mata, le da mucha incertidumbre y eso lo hace más apasionante. Diego Martínez puso al Matador en Primera y ahora lo pone en una final en su primer año. Gran trabajo del entrenador.

¿Cómo llega Tigre? El Matador llega en un momento excelente. No se puede evaluar de otra forma a un equipo que el año pasado jugaba en la Primera Nacional y ahora está en la final del torneo de Primera División. Hace poco se enfrentó a Boca, buscando meterse entre los 4. Ante el Xeneize perdió 2 a 0, pero los resultados del grupo le permitieron clasificarse 3ro. A partir de ahí comenzó otro torneo para ellos. Eliminaron a River (2 a 1 en el Monumental) y Argentinos (Por penales), 2 de los equipos más dominantes del fútbol local y están en esta final. Han demostrado fortalezas en el mata-mata de 90 minutos, como ya lo había hecho en la Copa Argentina 2021, cuando todavía jugaban en la segunda división (Llegaron hasta cuartos de final, donde fueron eliminados sobre la hora por el Godoy Cruz de Flores, que en ese momento era la sensación. Antes había eliminado a Defensa y Justicia y al Independiente de Falcioni, entre otros). Evidentemente Martínez sabe plantear bien estos encuentros. En este 2022, lleva 16 partidos, con 6 triunfos, 6 empates y 4 derrotas. Marcó 20 goles y recibió 14. Jugando en cancha neutral partidos de eliminación directa lleva 6 series desde la llegada de este entrenador y solo ha caído con Godoy Cruz. Independiente, Defensa, Barracas Central (Final de la B Nacional), River y Argentinos han sido sus víctimas. Nada mal.

En el aspecto estadístico, nos encontraremos con un equipo que como dijimos convirtió 20 goles (9° en la Copa) y recibió 14 (6°) en 16 encuentros. En 6 de ellos pudo mantener la valla invicta (4°). De los 20 goles, 9 han sido con derecha, 9 con izquierda y 2 de cabeza. Tiene un promedio de 14.5 disparos por partido (4°), de los cuales 4.7 van al arco (6°). También promedia 1.8 ocasiones claras (10°), de las cuales ha fallado 1.1 (9°). Su promedio de posesión es del 52.6%(9°), con 336 pases completados por encuentro (6°). Tiene también 5.7 centros completados (6°) y 20.8 pases largos por partido (11°). Como mencionamos en el análisis anterior, es un equipo que gana más duelos de lo normal, con un 54.4% de los duelos ganados. Analizando estas estadísticas, nos encontramos con uno de los mejores equipos del torneo, pero que al igual que Boca no figura entre los 3 mejores, en casi ninguna estadística.

En cuanto a las estadísticas individuales hay que destacar a varios jugadores. El jugador más regular ha sido Prediger. El experimentado volante tiene 3.7 quites, 1.5 intercepciones, 3.1 despejes y 9.7 duelos ganados por encuentro. Además, tiene un 82% en pases por encuentro. Otro de los destacados es Blondel. El lateral derecho lleva 3 goles y 2 grandes ocasiones creadas. Además, promedia 1.3 pases claves, 1.9 disparos, 3.4 quites, 1.5 despejes, 1.9 regates y 6.9 duelos ganados. En un equipo que gana muchos duelos no se puede dejar de destacar a Equi Fernandez. El juvenil de Boca tiene 6.2 duelos ganados (62%) y además 2 quites, 1.7 intercepciones y 1.4 regates por encuentro. Tiene 17.7 pases precisos en campo contrario (80%). En los últimos encuentros hay 2 ex Boca  que se destacaron bastante: Colidió y Retegui. El jugador de Inter tiene 2 goles, 2 asistencias y 2 grandes ocasiones creadas en la Copa. Promedia 1.7 disparos, 0.8 pases claves y 0.6 regates. Retegui solo ha jugado 5 partidos de titular, pero tiene 3 goles, 1 asistencia y 1 gran ocasión creada. También promedia 2.2 disparos, 1.1 pases claves, 0.8 regates y 3.3 duelos ganados.

¿Cómo formará el equipo de Martínez? Sería raro ver cambios en el equipo luego de los últimos triunfos y además de ver cómo se cayó el equipo con las modificaciones  en el segundo tiempo del último encuentro. Un probable: Marinelli; Blondel, Cabrera, Luciatti, Prieto; Equi Fernández, Prediger; Castro, Zabala, Colidio; Retegui. Lo que hay que ver es que sistema utiliza y de qué lado va Castro y Zabala o Colidió. Ante Boca habían jugado Protti y Magnin pero no terminaron de rendir y el ingreso de Colidio y Retegui mejoró al equipo. Ante River, Martínez prefirió a estos últimos por su capacidad física y repitió ante Argentinos. Sería raro que cambie ahora. La única duda que se podría plantear es si es un 4-2-3-1 como en el comienzo ante Argentinos o 4-4-2 como ante River. Dependerá de si quiere liberar en salida a Izquierdoz o a Advíncula.

TIGRE SI LIBERA A ADVINCULA EN SALIDA (4-4-2 ASIMETRICO)
TIGRE SI LIBERA A IZQUIERDOZ EN SALIDA (4-2-3-1 COMO CON AAAJ)

 

Martinez en general ha apostado al 4-2-3-1, pero no siempre sus sistemas son simétricos. Generalmente uno de los que van por afuera suele saltar a presionar al central rival y no retrocede con el lateral, quedando para defender con un 4-4-2. Ante River Colidió arrancó más por izquierda, pero en realidad fue delantero junto a Retegui, mientras que Zabala era quien iba a la izquierda a armar la línea de 4 y tapar a Herrera cuando se proyectaba. Ante Argentinos, Colidió jugó por derecha, mientras que Castro fue a la izquierda. En esta ocasión, al enfrentar un rival que jugaba casi con 3 defensores, decidió saltar a los centrales con Castro, Retegui y Colidió, dejando libre al lateral izquierda rival (Bíttolo). Cuando se da la expulsión de Florentín, es hubo un cambio de sistema y pasaron a 4-2-2-2 con Zabala y Castro de volantes sueltos y Colidió y Retegui de punta. La diferencia con el partido con Boca es que Protti si solía ser extremo-volante por izquierda, aunque en ocasiones saltó a presionar a Aranda descuidando la subida de Figal. Últimamente Martínez ha priorizado cerrar mas el carril central y tapar el pase de los centrales, que evitar la subida de los laterales. Ante Boca dejo subir con libertad a Figal, contra River le dio libertad a Herrera y ante Argentinos le dio libertad a Bíttolo. Generalmente cuando busca tapar un lateral lo hace con Castro, mientras que Protti o Colidió saltan más arriba. Pensando en el partido del domingo, imagino a Alexis Castro del lado de Fabra y a Colidió del lado de Advíncula, pero saltando sobre Izquierdoz. Uno de los problemas que tuvo ante AAAJ es que el Bicho le presionó bien la salida y obligo a Marinelli a buscar mucho en largo. Así le costó meterse en campo rival por 25 minutos, luego Equi Fernandez y Prediger mejoraron y con ellos mejoró el equipo. Si se los presiona alto con delanteros y volantes sobre defensores y sobre Equi y Prediger, se los va a obligar a dividir Veremos si Boca puede hacerlo.

Milito en conferencia analizó muy bien a Tigre. Dijo que “Tigre es un equipo que juega en intermedia, con su defensa alta y angosta. Que Blondel si no tiene marca no sale a apretar tanto y que Prieto tiene más tendencia a cerrarse. Cabrera suele saltar más arriba a presionar si no tiene marca, deja espacios y que por eso dejó a Avalos con el otro central. Remarcó que sabía que a Tigre había que atacarlo por fuera, pero para generar esos espacios tenía que hacer un 4 vs 2 contra Prediger y Equi Fernandez (Carabajal y Florentín detrás y Fausto Vera y Moyano delante). Si lograba poner a Florentín a la espalda de Prediger con pelotazos cruzados de Villalba, podía generar ese 2 contra 1 de Nuss y Florentín contra Prieto” Su plan funcionó por momentos, pero sin profundidad y tuvo que cambiarlo rápido por la expulsión.

¿Cuáles serán las claves del partido?

  • La jerarquía individual de Boca. En estas finales, la táctica juega, pero también la jerarquía individual. El Xeneize tiene en Benedetto, Villa, Romero, Salvio, Pol Fernandez, Fabra, Advíncula, Izquierdoz y Rojo jugadores más acostumbrados a las finales. En Tigre pocos pueden decir lo mismo. Eso puede pesar. Veremos si Martínez puede equiparar esas fuerzas como lo hizo ante River, aunque no es lo mismo jugar 4tos de final, que una final.
  • Duelo Villa-Blondel. Era una parte clave en el partido en Victoria y lo volverá a ser, con el agregado de que ahora será en un estadio que parece más grande y donde siempre da la sensación que hay más espacios. El colombiano le demostró hace poco a Blondel que puede lastimarlo y el de Tigre le demostró a Villa, que va a tener que seguirlo sino puede lastimar. Sera un lindo duelo. Veremos si Martínez pone a alguien a ayudar en la marca. Al colombiano es difícil frenarlo con 1 solo.
  • La racha de Pipa Benedetto. 3 goles en Copa Libertadores y 7 en Copa de Liga, jugando tan solo 15 partidos de titular. Buena vuelta de Pipa que además está más involucrado en la generación. Ante Tigre en el partido de hace poco ya pudo marcar, ojala pueda repetir. Debe tener ganas de revancha luego de los goles errados en ese final de Copa de Superliga de 2019.
  • Prediger y Equi Fernández. Dupla clave para el Matador en este torneo. Cuando ellos lograron imponerse, el equipo fue con ellos. Prediger ha sido muy regular en este año y Equi no tanto, pero si ha tenido picos altos. Ante River y Argentinos, volvió a aparecer un buen nivel de Equi y con la regularidad de Prediger el equipo compitió siempre. Veremos si Boca salta a presionarlos para quitarles peso. Luego debe ganarle los duelos.
  • Colidio y Retegui. Fueron una pesadilla para River, en la presión, en los duelos que ganaron y en atacar con espacios. Veremos cómo puede contrarrestarlos Boca, ya que si atacan mano a mano te puede generar complicaciones. Son rápidos y fuertes y en el estadio de córdoba eso puede pesar.
  • Subida de Advíncula. Si Diego Martínez decide que el jugador libre ante la presión, sea Advíncula va a tener espacios para pasar. Veremos si puede aprovecharlo en ataque, sea para desbordar o para atraer una marca y liberar un compañero. Tigre hizo lo mismo con Herrera de River y Bíttolo de Argentinos y le funciono, pero contra Figal le costó un gol. Veremos qué decisión toman, porque también podría darle la pelota a Izquierdoz y tapar receptores.

La primera final del 2022 para el Xeneize. Terminamos con un título el 2021 y que mejor que comenzar el 2022, ganando el primer título local. Se vienen días claves, ojala que sean con alegrías del Xeneize.

 

 

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba