Pretemporada: el plantel de Boca comenzó con las jornadas de doble turno

Hasta el próximo fin de semana, será la rutina diaria del plantel. Para dentro de diez días, el cuerpo técnico tiene programado empezar a jugar algunos partidos amistosos a puertas cerradas.

Con la mira puesta en el próximo partido oficial que será nada menos que el cruce por la ida de octavos de final de Copa Libertadores ante Atlético Mineiro (el martes 13 de julio en La Bombonera), el plantel de Boca intensificó el ritmo en la Pretemporada. Este lunes comenzó su primera jornada de doble turno: por la mañana en el predio de Ezeiza y por la tarde en Casa Amarilla.

La práctica en Ezeiza contó con la presencia del presidente Jorge Ameal y el vicepresidente segundo del club, Juan Román Riquelme, quienes dialogaron con el cuerpo técnico que encabeza Miguel Russo. Es habitual que Román esté todos los días en el predio, pero no así el presidente boquense, quien tiene su despacho en Brandsen 805, en La Bombonera.

Desde las 8, los futbolistas trabajaron bajo las órdenes del preparador físico Adrián Lanata: primero estuvieron en el gimnasio y después hicieron tareas físicas en una de las canchas principales. Almorzaron a las 12 y una hora más tarde partieron hacia un hotel de Monserrat.

Por la tarde, el plantel realizan una práctica futbolística en el predio Pedro Pompilio, para luego cenar y dormir nuevamente en el hotel que es utilizado como burbuja sanitaria.

Hasta el próximo fin de semana, esa será la rutina diaria del plantel. Para dentro de diez días, el cuerpo técnico tiene programado empezar a jugar algunos partidos amistosos a puertas cerradas.

Además del grupo de 30 futbolistas que realizan la pretemporada, también se entrenan Julio Buffarini, Leonardo Jara, Emmanuel Mas y Franco Soldano, cuyos vínculos vencen el 30 de junio y ya saben que no seguirán en Boca. Estos jugadores no entrenarán en el turno tarde ni formarán parte de la burbuja sanitaria.

 

 

 

 

 

 

Las tratativas por los refuerzos

Se sigue en la búsqueda de los delanteros Roger Martínez y Franco Di Santo, y del lateral peruano Luis Advíncula.

Hace unos días Fernando López, representante del colombiano Roger Martínez, quien juega en el América de México, reconoció que el delantero tuvo contactos con Riquelme, pero que su proyecto era jugar en Europa. Sin embargo, los integrantes del consejo de fútbol “xeneize” harán en las próximas horas una nueva oferta por el 50% de su ficha en una suma cercana a los 6.500.000 dólares.

En cuanto al marcador de punta derecha Luis Advíncula, hay optimismo para concretar su llegada, aunque el defensor peruano ayer ascendió a la primera división de la Liga española con el Rayo Vallecano. El peruano tiene arreglado de palabra su contrato con Boca, y ahora hay que esperar para saber en cuánto lo cotizaría el club español. El futbolista no es titular en el equipo madrileño, y ayer ingresó en los últimos minutos en la victoria por 2-0 ante Girona, que le sirvió apara ascender a LaLiga.

Y por último, aunque siguen las diferencias económicas, Boca insistirá por Di Santo, por el cual ofreció 2.500.000 dólares y se tratará de mejorarle el sueldo, ya que lo que gana el delantero en San Lorenzo es superior a lo que le pagarían en el Xeneize. Es un jugador que al DT Russo le interesa y en el club creen que su llegada se podría concretar esta semana.

Con información de la agencia Télam

Articulos relacionados

Botón volver arriba