Regalo de cumpleaños

Boca arrancó perdiendo y con la entrada de Zárate superó a Defensa y Justicia, lo venció 2-1 y mereció un resultado más abultado.

Como se dice habitualmente, hoy los jugadores entraron a jugar y estaban en un cumpleaños. No sólo por el festejo de los 116 del Club Atlético Boca Juniors, sino también por la falta de concentración y de actitud. Se sabía que Defensa y Justicia iba a salir a proponer juego, y vaya si lo hizo.

Desde el minuto 1 se vio al equipo de Beccacece dueño de la pelota y marcando el ritmo de juego, arrinconando a un Boca que no presionaba y lo dejaba jugar. Así fue que a los 8 minutos, el Halcón empezó a mover el balón desde el fondo, lo volcó a la izquierda para que Rotondi y Loaiza hagan el 1-2 ante la salida de Capaldo, para que el primero ponga el centro al corazón del área y Bou, que entró en soledad, la tocó para poner el 1-0, que no gritó por respeto al club del que es hincha.

Con el resultado a su favor, el equipo visitante relegó la posesión, se la dio al equipo de Russo que nunca supo manejarlo, pero a los 18, tras un córner desde la izquierda que ejecutó Zeballos y tras varios rebotes, Capaldo la recuperó en el área chica y con un toque de cara externa Tevez puso el empate.

A partir de ahí el Xeneize se hizo dueño de la pelota, principalmente, porque Miguel intercambio de posiciones a Zeballos y Villa, para que el colombiano colabore en la contención de Rotondi que lo complicó durante toda la tarde a “Nico” Capaldo.

En el complemento Boca salió mejor y se hizo cargo del balón en campo rival para convertirse en protagonista del partido, sobre todo con la entrada de Zárate a los 60 minutos en lugar del “Changuito”, que tuvo un flojo rendimiento.

Sobre los 65 minutos, Rojo metió un pelotazo cruzado, Capaldo la dominó, se la dio a Carlitos que desde 3/4 lo vio entrar a Mauro que remató y tras el rebote del arquero, la mandó al fondo de la red para poner el 2-1 y traer tranquilidad en el equipo.

Russo aprovechó el buen ingreso del ex Velez para mandar a la cancha a Almendra y Varela, que le dieron aire y juego al equipo. Incluso Agustín aprovechó una pelota perdida, y remató desde mitad de cancha ante un Unsain que estaba fuera del área y la pelota se terminó yendo apenas afuera.

Sin pasar sobresaltos hasta el final, el Xeneize terminó tranquilo el encuentro, que pudo ser por mayor diferencia, pero Villa convirtió en posición adelantada.

Tras 97 días sin triunfos en nuestra casa, el regalo llegó en el día de los 116 años, se cortó la racha y Boca se metió en zona de clasificación. Con buenos rendimientos individuales y colectivos, el Xeneize volvió a derrotar a otro de los “cucos” y vuelve a demostrar que es el campeón y que nunca hay que darlo por muerto, mientras otros siguen sin encontrar la vuelta.

 

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba