El peor de todos

Franco Soldano aporta cada vez menos en el juego pero sus números ya son más que preocupantes: un análisis comparativo con los refuerzos en su puesto de los últimos 35 años lo dejan entre los más bajos promedios de rendimiento

El escaso aporte de Franco Soldano al ataque de Boca, que volvió a quedar en evidencia tras la derrota del equipo de Miguel Ángel Russo anoche frente a Talleres, presenta una estadística negativa categórica que ubica al delantero entre los peores refuerzos de los últimos 35 años.
Soldano lleva anotados 3 goles en los 39 partidos en los que pisó el campo de juego (totaliza 2126 minutos, unos 54 minutos por encuentro: más de un tiempo) promediando un tanto cada 13 partidos jugados. Incluso sus anotaciones han sido espaciadas: le convirtió a Banfield a la semana de su debut en Boca (25/8/2019), volvió a marcar con casi seis meses de diferencia ante Atlético Tucumán (2/2/2020) y su siguiente y hasta hoy último tanto lo anotó el 20 de diciembre último ante Independiente. Más allá de su baja efectividad y su discutible función estratégica o hasta defensiva, la comparación con contrataciones que terminaron con el rótulo de “fracaso” o incluso con delanteros que no llegaron ni a considerarse con cierta expectativa lo ubican en un nivel muy bajo a niveles históricos.
Si vamos al cartel de “nueve” goleador es inevitable recordar los pasos olvidables (y olvidados) de Abel Balbo y Roberto “Pampa” Sosa, ambos en 2002 y los dos con pasado exitoso al llegar al club. Ninguno consiguió anotar un gol con la camiseta de Boca, pero ambos tienen una ventaja respecto a Soldano: jugaron 4 y 9 partidos respectivamente. Es decir, ninguno tuvo las oportunidades ni se le tuvo la paciencia que sí existe con el santafesino.
Balbo llegó para la fase final de la Copa 2002 pero no rindió
En otro contexto, existieron otros jugadores con alta expectativa y bajo rendimiento. Los casos de Antonio Mohamed y Sebastián Rambert son elocuentes, ya que en ambos casos se depositaron esperanzas y ninguno rindió. Sin embargo, sus aportes goleadores arrojan números superiores a los de Soldano: El Turquito jugó 18 partidos entre 1991 y 1992 y anotó 4 goles (uno cada 4,5 PJ) y Pascualito hizo 11 en 31 entre 1996 y 1997 (uno cada 3). Incluso jugadores con menos cartel y menos participación tienen mejor promedio, los casos de Silvio Carrario (2 en 11 PJ en 1996, 1 cada 5,5), Jhon Jairo Tréllez (2 en 19 PJ en 1994, 1 cada 9,5), el uruguayo Carlos Bueno (1 en 10 PJ en 2007) o Ariel Boldrini (2 en 12 PJ en 1991, 1 cada 6). Hasta el japonés Naohiro Takahara tiene (con 1 gol en 7PJ) mejor promedio. En este rubro, Soldano sí supera (aunque con más partidos jugados) a Gabriel Amato, quien en la temporada 1991/92 jugó 33 partidos y anotó 2 goles, a razón de uno cada 16,5 partidos.
“Pascualito” Rambert llegó como una estrella y se fue casi en silencio
Entre los más cercanos en el tiempo, el venezolano Jan Hurtado (hoy a préstamo en Bragantino de Brasil) promedia un gol cada 9 encuentros (tiene 2 en 18) y hasta Cristian Espinoza, delantero de características menos goleadoras promedia mejor: anotó 2 en 19 partidos durante su paso por el club en la temporada 2018/19. Si tomamos en cuenta delanteros “externos” la comparación tiende entonces a mejorar, aunque no tanto. Sergio Saturno tiene 2 goles en 35 PJ (1 cada 17,5), Raul “Pipa” Estevez solo un gol en 38 partidos y Lautaro Acosta (sí, el Laucha) jugó 29 partidos en Boca y no pudo anotar un solo gol.
Para culminar, una paridad bastante particular. Claudio Riaño, delantero con quien Soldano compartió ataque en Unión de Santa Fé, tiene “casi” su mismo promedio de gol con la camiseta Xeneize: anotó 2 goles en 25 partidos.
Hay algo que está claro y es que el rendimiento futbolístico de Soldano en los últimos partidos está sepultando por demás sus posibilidades de seguir en Boca luego del vencimiento de su contrato. Lo que seguro no puede discutirse es que sus números son lapidarios y hasta insólitos tratándose de un centrodelantero que lleva la nueve de Boca desde hace casi dos años.

Gonzalo Suli

Periodista. Cubriendo Boca para Cadena Xeneize y Pintado de Azul y Oro. Jefe de redacción de www.cadenaxeneize.com

Articulos relacionados

Botón volver arriba