Tengo miedo, nene

Voy a ser sincero: con ellos nunca me gustó jugar. Tengo tantos malos recuerdos y me hicieron tanto mal que -la verdad- prefiero cualquier otro rival. Sí, ya sé que los tenemos de recontra hijos y que son muchas más las alegrías que las tristezas, pero me gusta ser consecuente con mi niño interior. Aquel que sufrió derrotas inoportunas, que convirtieron los viajes de regreso de la cancha en silenciosos, largos y tortuosos. O empates de esos donde el cero no quiere romperse y todo lo que alrededor se fue construyendo de golpe queda más lejos. No, no me interesa pasar por eso. ¿Ustedes se piensan que me gusta ver cómo crean ídolos por el simple hecho de hacernos un gol? Ya sé que es complejo de inferioridad, pero vamos, que se pueden tornar insoportables a veces. Será el aire que les da estar cerca del río…no sé, la cuestión es que esos tipos a a mí no me simpatizan para nada.
Parece, sin embargo, que se vendrá el reencuentro. Boca estará a la altura, de eso no tengo dudas. Yo me tomaré el tiempo necesario para procesarlo y después sí poner la mente en positivo y entender que solo se trata de un complejo que me atacó de chico, que nada hay que temerle a un simple rival. Les falta un paso para llegar, pero por las dudas yo voy sacándolo para afuera: Voy a superar el trauma llamado Platense.

Gonzalo Suli

Periodista. Cubriendo Boca para Cadena Xeneize y Pintado de Azul y Oro. Jefe de redacción de www.cadenaxeneize.com

Articulos relacionados

Botón volver arriba