Boca lo superó

Boca no jugó bien, Inter fue mejor en los 90, pero pasó el que tenía que pasar.

Con el triunfo en Porto Alegre parecía que Boca, que venía invicto en la Copa, pasaba cómodo. Pero si algo no aprendimos los hinchas ansiosos es que los partidos son de 180 minutos y jamás se esta ganada la serie hasta que el arbitro pita el final de la vuelta.

Con el 11 titular que viene jugando los partidos importantes, Russo plantó un equipo para esperar al Inter y apostar a la velocidad de Salvio y Villa para la contra. Pero Braga se anticipó y contrarestró con presión alta y al menos 2 jugadores apretando al que tenía la pelota.

Si a eso le sumamos que contuvo bien a Campuzano para la salida y que no le dejó espacio a Cardona para recibir, nos encontramos con el Xeneize sin variantes para jugar y al conjunto brasilero manejando el partido y la pelota desde el 1er minuto de juego.

El equipo visitante salió con tan energía que al minuto Moisés recibió la 1era amarilla, en la misma jugada Thiago Galhardo fue fuerte contra Fabra y zafó de la tarjeta y a los 5 minutos el lateral izquierdo mereció la 2da amarilla y roja por un planchazo contra Tevez que, otra vez, el VAR no mandó a revisar.

A partir de ahí Inter fue más inteligente y aprovechó la espalda de Salvio, que hizo uno de los peores partidos desde que está en Boca, y apostó al 1-2 contra Buffarini y López, y con el tandem Patrick-Moises complicó más de lo pensado, a punto tal que desde ahí generó 3 chances claras que salvó Andrada.

Al final del primer tiempo Boca no se había acercado al arco de Lomba y entre el ex Lanús e Izquierdoz, evitaron que esos primeros 45 terminaran con peor resultado que el 0-0 que fue poco favorable para el equipo de Braga.

En el complemento parecía que Russo había convencido a los jugadores de que cambien la actitud, pero duró pocos segundos porque Moises y Patrick armaron una pared en soledad para terminar con centro al medio y Fabra la mandó al fondo de la red cuando intentó sacarla.

Con el golpe pensábamos que iba a llegar la reacción y el empate, pero el único que pareció entender eso fue Tevez que como pudo generó una chance, la 1era del partido, recien a los 60 minutos con un remate cayéndose y Lomba mandó al corner.

Pese al intento actitudinal de Tevez, Boca nunca levantó y terminó penando el partido. Encima Russo manda a llamar 2 jugadores y pensamos que podía cambiar la cara del equipo y sacó a Buffarini y Villa que fueron 2 de los que peor la pasaron para la entrar de Jara y Obando, que terminaron siendo protagonistas.

Todo se encaminaba a los penales y Miguel llamó a Zárate para que entre a patear, pero Obando fue a trabar una pelota, recibió la amarilla, en primera instancia, pero el VAR llamó a Tobar para confirmar que merecía la roja, la misma roja que merecía Moises a los 5 minutos pero que prefirieron no revisar.

Ya en los penales Boca sacó la chapa y supo superar metiéndo los que había que meter, donde el que mejor pie tiene, Cardona, erró y donde el que creíamos que iba a errar, Leo Jara, terminó siendo el que mejor ejecutó el penal en la serie de 1, donde Peglow tiró su penal por arriba y le dio el pase a Boca.

Sin dudas fue el peor partido del año, en algún momento iba a llegar, y se pasó de ronda que era el objetivo. Hoy festejamos el pase, mañana ya habrá tiempo para analizar lo que se hizo mal, mejorarlo y empezar a trabajar de cara al debut de la zona Campeonato de la Copa Maradona y prepararse para visitar el Cilindro para jugar contra Racing por los 8vos.

JotaPe

Periodista y Bostero.

Articulos relacionados

Botón volver arriba