Politicamente correctos

Me decidí a escribir estos párrafos a partir de la resonada frase “cada vez que la gente de Ameal le pega a la de Beraldi+Ferrari, y viceversa, Gribaudo lo celebra y aumenta sus chances de ganar en diciembre”. ¿Es esto realmente así?

Acostumbrado a transitar la era en la cual importa más quién dice qué y no el contenido en sí mismo; para quien esté leyendo esta columna y no lo sepa, me presento: soy opositor. Me considero un socio que está en la vereda opuesta a la de la trilogía Macri-Angelici-Gribaudo y milité para la agrupación JxB desde mediados de 2014 hasta mediados de 2016, momento en el cual decidí alejarme de la actividad político-partidaria.


Ahora bien, presentadas las credenciales, retomo el interrogante: Mientras los opositores siembran peleas, ¿Gribaudo cosecha votos?

Yo creo definitivamente que no. El voto del oficialismo está compuesto por prácticamente todas las agrupaciones políticas de Boca y allí es donde radica fundamentalmente su caudal. Afiliados, referentes de agrupaciones y sus allegados (quienes no tienen interés alguno en perder su porción de torta ni manifiestan tener problemas en unirse bajo un solo candidato) en mayor medida más votantes independientes afines al gobierno nacional, en menor medida.

¿Síntesis de votante opositor? Quien está en contra de esta actual gestión de gobierno.

Ergo creer que alguien que disgusta del macrismo/angelicismo en Boca votaría a favor de Gribaudo por la falta de entendimiento entre Ameal y Beraldi+Ferrari aparenta tener poco sustento lógico. ¿Entonces? Hay votantes a favor de una oposición unida en una sola lista y otros que eligen, al menos hoy, no juntarse. Cada cual con sus motivos y razones. Me remito al análisis y omito mi opinión personal.

Estrategias

En este escenario de 3 listas, cada uno se comporta de forma políticamente correcta, a mi entender. Vamos por partes…

Oficialismo (Gribaudo): Es el candidato de la unidad del oficialismo. Hasta hace poco más de un año era un desconocido en la política partidaria y a base de presencia en medios de comunicación masivos, actos públicos del club, presentación de jugadores, Boca en tu municipio, newsletters, etc logró darse a conocer. Tiene un caudal de votos cautivo y ninguna intención de entrar en debate con las otras dos listas. Hace bien, cualquier contrapunto con un opositor evidenciaría fácilmente todas las falencias de la actual dirigencia y lo dejarían en off side.

Oposición (Ameal): Obtuvo 8000 votos en la elección pasada y se jacta de tener la agrupación con mayor caudal de votos. ¿La política es una ciencia exacta y matemáticamente todos esos votantes repetirán en 2019? No necesariamente tiene que ser así, pero hoy ninguna agrupación en solitario tiene tantos adeptos. Muestran desde 2011 un rol opositor a la gestión macrista/angelicista y en el imaginario del votante queda relegado el hecho de haber formado parte de la era macrista. No necesitan decir que son opositores, el electorado lo tiene claro. ¿El amealismo ganará votos si centra su discurso político mayoritariamente en Angelici/Gribaudo? Eso ya lo hizo en 2015 con éxito relativo (cosechó muchos votos castigo a la gestión de Angelici, aunque insuficientes para gobernar). ¿Dónde está ese caudal de votos que necesita para gobernar? En los otros votantes opositores que no lo eligieron en 2015 (recuerden que si aritméticamente se suman los votos no angelicistas en 2015, éstos superaron ampliamente a los del oficialismo). ¿Cómo conseguir esos votos? Recalcando que fueron, son y serán oposición. Esos votos necesarios para gobernar están en la casa de Beraldi+Ferrari y no en la del PRO. En Juntos por Boca lo tienen claro, y en eso están.

Oposición (Beraldi+Ferrari): Son una nueva alternativa opositora que se presenta con más fuerza a la de 2015, ya que al caudal de apoyo que supo cosechar en 2015 Beraldi, se suman la buena imagen que posee Royco y su importante llegada a los votos del interior como ex presidente de peñas (cargo que ostentó en el oficialismo hasta hace pocos meses, el cual resulta idéntico al que tuvo Ameal en Boca antes de ser vice de Pompilio). Beraldi tiene reconocida llegada al oficialismo y reconoce ser amigo personal de Angelici y Royco hasta hace muy poco era un soldado de la actual gestión. Hoy ambos son opositores ¿Son creíbles? ¿Por qué no? En política casi todo es posible. Su mensaje es de oposición y sus seguidores lo son. Deben reforzar el mensaje de unidad opositora ya que el votante no los tiene tan bien identificados como opositores y tienen en claro que con 3 listas nuevamente habrá victoria del macrismo/angelicismo. Su mensaje es positivo y no confrontativo. Unir fuerzas en contra de la actual dirigencia. Además encuentran un espejo prometedor en las recientes PASO a nivel nacional.

Les planteo tres interrogantes:

  1. ¿Sería una buena idea que un seguidor de Gribaudo le pida a su líder que baje al barro a discutir con Ameal y Beraldi? Está claro que no.
  2. ¿Sería un buen consejo para Juntos x Boca pedirle que se olvide del voto opositor que hoy no lo elige y centre sus esfuerzos en persuadir a un votante de una agrupación oficialista quien muy difícilmente lo vote?
  3. ¿Sería coherente para Beraldi+Royco cambiar la estrategia de trabajar por la unidad de la oposición con ellos dentro y comenzar a atacar a Ameal, polarizando el voto opositor?

Respondan ustedes mismos a estas dos últimas preguntas.

Señoras, señores, como dice un refrán “al don pirulero, cada cual atiende su juego”. Y en cuanto a la unidad de la oposición o no de cara a diciembre, como versa Machado “caminante no hay camino, se hace camino al andar”.

Twitter: @marianovaldesok

Mariano Valdés

Bostero desde la cuna. Socio de Boca. Soldado de la Bombonera.

Articulos relacionados

Botón volver arriba