El Mundial y sus enseñanzas de cara al Sueño de la Séptima

Boca está cerca de comenzar oficialmente otra nueva temporada, un semestre donde se jugará mucho o digamos que todo, serán 6 meses claves para dirigencia, Cuerpo Técnico y para la mayoría de estos jugadores. Boca está necesitado de una Libertadores y por eso armo un plantel con potencial y capacidad para hacerlo pero nadie gana con nombres, se necesita trabajo y un equipo para lograrlo.

  Estuvimos casi 2 meses esperando ver a Boca por el receso del Mundial, un torneo que dejo varias enseñanzas, que le demuestran a Boca que si miramos para adentro hay que corregir muchas cosas para poder aspirar al objetivo máximo. Vimos un Mundial que en su mayoría se resolvió por goles de pelota parada, que es quizás el mayor déficit de Boca desde la llegada de Guillermo, porque el equipo no solo no aprovecha la gran cantidad de chances de pelota parada que tiene (a pesar de tener en el plantel jugadores que siempre en sus equipos manejaron muy bien esa variante como Cardona, Tevez o Bébelo Reynoso) sino que también sufre cuando tiene que defenderlas por su decisión de marcar en Zona o muchas veces de forma mixta (Algunos jugadores marcan en Zona y otros de forma individual). Boca debe mejorar en ese ítem tanto de parte del cuerpo técnico como en la parte individual y en eso es muy importante la llegada de Izquierdoz, alguien que va muy bien de arriba y además ordena mucho a sus compañeros. Empezar ganando o perdiendo partidos por una pelota parada será importante para este plantel que muchas veces le cuesta recuperarse de los golpes en medio de los partidos.

  El Mundial también  nos enseña como ya muchos sabemos que la mayor cantidad de veces este tipo de torneos al igual que la Copa Libertadores se ganan defendiendo bien, algo en lo que Francia demostró ser el mejor en el Mundial. Francia fue un equipo muy compacto con un 4-2-3-1 muy corto que le permitió ser sólido y nunca se puso colorado por tener que defenderse en su campo con los 11 jugadores a pesar de que entre estos estuvieran Pogba, Mbappe, Griezmann y Giroud. Defender bien en un torneo que se termina definiendo por eliminación directa es un plus demasiado importante por más que tengas los mejores delanteros y muchas variantes. Un gran ejemplo de esto fue el Bélgica-Brasil, los Belgas, a pesar de tener del medio para arriba varios de los mejores del mundo y de ser siempre un equipo que le gusta tener la pelota y ser ofensivo, entendió que para eliminar a Brasil necesitaba defender más atrás y aprovechar los espacios de contraataque y así fue que ganó, aunque también ayudó el gran partido de Courtois. Si aplicamos esto al Futbol argentino me pregunto…  Boca está preparado para defender bien? Está preparado para juntar sus líneas y achicar espacios para luego salir rápido con Pavón, Zarate, Tevez o los que jueguen en partidos de visitante? Por ahora son preguntas sin respuestas porque Boca sale a ser protagonista siempre, a pesar de que a veces los partidos le piden defender más atrás para aprovechar los espacios en contraataque. Al igual que como paso en el Mundial la capacidad del Cuerpo Técnico para adaptarse a los diferentes partidos y contextos será clave para poder ganar la 7ma Libertadores.

  Se vienen 6 meses muy importantes, quizás los más importantes de la Era Guillermo, Boca se juega mucho y la Copa la gana el que menos se equivoca, esperemos que estos 2 meses de receso y el Mundial haya ayudado a Guillermo a entenderlo y a tomar esas enseñanzas que dejo la Copa del Mundo. Si logró entender eso, estaremos más cerca de llegar al objetivo máximo: “La Copa Libertadores es mi obsesión”.

 

Esteban Sanchez

Bostero, Riquelmista y Messista.. En mi equipo siempre juega Leandro Paredes.

Articulos relacionados

Botón volver arriba